Hoteleros de la Cerdanya y el Alt Urgell invitan a Cataluña a los murcianos reprimidos por la policía

Una plataforma replica así a la oferta de hoteles de Murcia para agentes que actuaron durante el 1-O

La nueva plataforma "Pirineus con ellos" ha invitado a los establecimientos hoteleros de la Cerdanya y el Alt Urgell a sumarse a la iniciativa de ofrecer estancias gratuitas a vecinos de Murcia que fueron víctimas de la represión y violencia policial en las protestas contra el muro del AVE. La plataforma busca así responder a la decisión de la asociación de hoteleros murcianos de regalar estancias vacacionales a los policías nacionales y guardias civiles que participaron en las cargas policiales en Cataluña durante el 1-O.

Uno de los impulsores de la idea, Pep Lizandra, detalló en declaraciones a la ACN que desde el viernes han conseguido sumar una veintena de establecimientos de las dos comarcas, tanto hoteleros y de restauración como museos y personas a título individual. "Lo que queremos es revertir la idea de los hoteleros de Murcia", explicó, y añadió que buscan "la solidaridad con otros sitios que también han sufrido la represión por reclamar sus derechos".

Lizandra ya ha enviado un correo a la plataforma Pro-Soterramiento de las Vías de Murcia para exponerles la propuesta y está a la espera de poder realizar el contacto de forma personal. La oferta pasa por regalar estancias vacacionales durante el mes de mayo en los establecimientos que se sumen a la iniciativa y también ofrecer un abanico de actividades lúdicas, culturales o deportivas.

El impulsor de la campaña sostiene que la iniciativa también servirá para que los ciudadanos que la disfruten conozcan de primera mano el conflicto político que vive Cataluña a la vez que descubren "la diversidad turística del territorio". De entrada, se espera que puedan llegar una treintena de personas, aunque el impulsor de la iniciativa no pone límite en función de la respuesta de la entidad murciana y de la capacidad hotelera disponible. En todo caso, se muestra muy satisfecho de la respuesta que en sólo dos días ha recibido de establecimientos de la Cerdanya y el Alt Urgell.

Reacción a un gesto "denigrante"

Dos de los establecimientos que ya se han sumado son el Hotel Fonda Campi del pueblo de Músser y el alojamiento rural Cal Rei de Lles de Cerdanya. Sus responsables encuentran muy acertada la iniciativa. Clientes que este fin de semana estaban en las instalaciones han aplaudido el gesto de los establecimientos.

Es el caso de un matrimonio Terrassa del Hotel Campi de Músser, Miguel Ángel Salvadó y María Teresa Martínez. "Como los apaleadores están tan bien acogidos en Murcia, nosotros a los apaleados de Murcia también les atenderemos muy bien aquí, en el Alt Urgell y la Cerdanya", asegura Salvadó, y añade que "lo que queremos es eliminar la palabra 'odio', que aquí nadie ha utilizado ni utilizará en ningún momento". También en este sentido se ha expresado Martínez, que ha valorado que los hoteleros pirenaicos hayan puesto en marcha "una iniciativa totalmente opuesta a la que tuvieron los hoteleros murcianos, que han querido premiar la violencia gratuita que hemos recibido en Cataluña". "Aquí es al contrario, damos las gracias a quienes también sufren por luchar por sus derechos en España".

Lluís Sellés, propietario de Cal Rei, lo tiene claro: "Le hemos querido dar la vuelta porque es denigrante que alguien utilice una mala noticia para hacerse promoción. Esto sólo lo pueden hacer las grandes empresas hoteleras. Aquí somos más humanos y tenemos valores más firmes". Por su parte, Pablo Roig, del Hotel Campi, recalcó que la iniciativa de los hoteleros murcianos "nos parece totalmente ilógica y humillante, y nosotros tenemos que hacer todo lo contrario, demostrar una vez más que ante las puñaladas respondemos con civismo y solidaridad y que no vamos contra nadie, sino que sólo queremos un país democrático, libre y normal".

Més continguts de

El + vist

El + comentat