El inspector de los Mossos Jordi Arasa, jefe de los Tedax tras ser apartado de los antidisturbios

Fue condenado por lesiones durante el desalojo de la acampada del 15-M

El inspector de los Mossos d'Esquadra Jordi Arasa, que fue apartado de los antidisturbios en junio después de ser condenado por lesiones por golpes de porra en el desalojo del 15-M de la Plaça Catalunya de Barcelona, ocupa actualmente el cargo de jefe de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax). Fuentes conocedoras han explicado a la agencia Europa Press que Arasa está en el puesto desde hace un mínimo de tres semanas y que accedió a él después de presentarse a una convocatoria mientras estaba en otras funciones después de ser apartado de la Arro (Área Regional de Recursos Operativos). Fuentes de los Mossos han confirmado a este diario que Arasa ya está ejerciendo en el nuevo cargo y que lo hace desde hace unas semanas. La decisión fue anterior a la restitución de Josep Lluís Trapero como mayor de los Mossos d'Esquadra.

El 9 de junio la Audiencia de Barcelona condenó al inspector a dos años y cuatro meses de prisión por dos delitos de lesiones por su actuación en las cargas por el desalojo de la acampada de los indignados, cuando Arasa era subinspector de la Arro en Barcelona y responsable del operativo. El día después de conocerse la sentencia, el entonces comisario jefe de Mossos, Eduard Sallent, anunció que cambiaría de destino a Arasa y lo apartaría del orden público.

El exjefe del cuerpo también explicó que Arasa recurriría la sentencia de la Audiencia de Barcelona, de forma que todavía no es firme, y el tribunal rechazó inhabilitarlo específicamente para trabajar como mosso como pidieron las acusaciones, pero sí lo inhabilitó para cualquier ocupación o cargo público durante dos años y cuatro meses una vez la sentencia sea firme.

El + vist

El + comentat