Luz verde a la movilidad por toda Catalunya durante los días señalados de Navidad

El Govern autoriza los desplazamientos excepcionalmente el 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero

El Govern permitirá encuentros de hasta diez personas por Navidad, menores incluidos

Independientemente de los cambios de fase previstos en el plan de desescalada, los días más señalados de Navidad que caen en fin de semana, el 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero, el Govern autorizará la movilidad por toda Catalunya. El objetivo es proteger las reuniones familiares siempre que estas, ha insistido este jueves la consejera de Salud, se celebren en un formato "íntimo". La Generalitat garantizará que todo el mundo que resida en Catalunya, "viva donde viva" y sea cual sea la etapa de desescalada en que se encuentre el país aquella semana, se pueda desplazar para celebrar Navidad con la familia. Esto quiere decir que si la semana de las fiestas navideñas todavía está vigente el segundo tramo de la desescalada, que solo permite la movilidad dentro de la comarca donde se vive, igualmente se garantizarán los desplazamientos por todo el país.

Según ha explicado Vergés, los catalanes que viven en otra comunidad autónoma podrán entrar en el país, de acuerdo con el plan del ministerio de Sanidad, así como las personas que viven en el extranjero y vuelven a casa por las fiestas (previa PCR que confirme que no están contagiadas) y los residentes en Catalunya se podrán mover libremente por el territorio los días 25 y 26 de diciembre y el 1 de enero. La movilidad no estará restringida, pues, si es para hacer comidas familiares con un máximo de dos burbujas. Pero Vergés ha pedido que se hagan los trayectos mínimos e "imprescindibles". "Todo lo que hacemos más allá de esto supone un riesgo enorme de cara a nuestra propia burbuja. Queremos que los encuentros con nuestros seres queridos se hagan con la máxima seguridad", ha remarcado.

El Govern permitirá encuentros de hasta diez personas por Navidad, menores incluidos

Según el departamento de Salud, pues, las Navidades quedarán desvinculadas del plan de desescalada por tramos, que condiciona el adelanto de fase cada quince días a los indicadores epidemiológicos. Por lo tanto, ninguna de las medidas sanitarias para las fiestas dependerá de la fase en la que se encuentre Catalunya aquella semana. Aunque el conjunto del país o una región no llegue al tercer tramo la semana del 21 de diciembre, tal como preveía el calendario gubernamental, el ejecutivo permitiría igualmente los encuentros por Navidad en las condiciones acordadas al documento especial para las fiestas.

Las reuniones familiares estarán limitadas a diez personas, menores de 14 años incluidos –máximo dos burbujas de convivencia–, que se considerarán "burbujas estables de Navidad", y el toque de queda nocturno se flexibilizará hasta la 1.30 h las noches de Navidad y de Fin de año, mientras que para la noche de Reyes se permitirá la movilidad nocturna hasta las 23h (véase infografía).

En cuanto a la restauración, para las fechas más señaladas (24, 25, 26 y 31 de diciembre y 1 de enero) las mesas de los locales podrán estar ocupadas por un máximo de seis personas, y en Nochebuena y Nochevieja se autorizará la apertura hasta la 1 h. El resto de días se mantendrán las restricciones actuales: cuatro personas por mesa con horario de apertura de los locales de 6 a 21.30 h.

El + vist

El + comentat