Los Mossos apartan a un agente por haber pegado a un hombre que se había saltado el toque de queda en Ciutat Vella

El cuerpo ha abierto una información reservada para evaluar la actuación del policía

Los Mossos d'Esquadra apartaron un agente de sus funciones este sábado por haber pegado la noche anterior a un hombre que se había saltado el confinamiento nocturno en Ciutat Vella. En un vídeo se ve como, después de una breve discusión con un hombre que incumple el toque de queda, un agente le pega y lo echa en tierra. En las imágenes aparecen otros agentes que presencian los hechos, que acaban con la detención del joven. A raíz del vídeo captado por un vecino, el cuerpo policial ha informado de la apertura de una información reservada para analizar la actuación del agente, aclarar con precisión los hechos y determinar la apertura de un expediente disciplinario si se confirma que incurrió en mala praxis.

El agente, de la unidad ARRO de la región policial de Barcelona, participaba la noche de viernes a sábado en un dispositivo para velar por el cumplimiento de las restricciones de movilidad y las medidas adoptadas para prevenir el contagio del coronavirus cuando, hacia las doce y media de la noche, vio una docena de personas en la plaza del Pes de la Palla, en el barrio del Raval. Los agentes que participaban en el dispositivo comprobaron que el grupo de doce personas estaban consumiendo bebidas alcohólicas en la calle y que incumplían la restricción de movilidad por el toque de queda, de forma que les identificaron.

Un testigo grabó desde un balcón como uno de los agentes del ARRO discutía con uno de los jóvenes y le acaba pegando y empujándolo hasta hacerlo caer a tierra, donde lo reduce mientras discuten y el joven pide ayuda. Dos agentes más se sumaron a ayudar en la detención. El joven acabó arrestado por un delito de atentado a la autoridad y otro de lesiones y pasó a disposición judicial sábado. Quedó en libertad con cargos.

Una vez los Mossos tuvieron conocimiento de las imágenes, el pasado sábado por la tarde, apartaron al agente de sus funciones en el ARRO y le han abierto una información reservada para determinar si se extralimitó en su actuación a la hora de mantenerse en los principios de oportunidad, proporcionalidad y congruencia. El agente apartado formaba parte de una dotación del Área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de la Región Policial Metropolitana de Barcelona que en aquel momento velaba por el cumplimiento de las restricciones de movilidad y las medidas adoptadas en el marco del contexto sanitario del covid-19.

El + vist

El + comentat