El caso del hombre que ayudó a morir a su esposa enferma en Madrid se investigará finalmente como violencia machista

La Audiencia considera que la investigación debe hacerse como si fuera un crimen machista

La sección 27 de la Audiencia de Madrid ha acordado que el caso de la mujer enferma de esclerosis múltiple que murió con la ayuda de su marido, María José Carrasco, se investigue como un caso de violencia de género. El juzgado de instrucción en el que recayó el caso se inhibió en favor de este tribunal especializado, pero la Fiscalía lo recurrió, y también se opuso la titular del juzgado número 5 contra la violencia sobre la mujer, Begoña López. Sin embargo, finalmente la Audiencia de Madrid cree que la investigación debe hacerse como si fuera un crimen machista. En una resolución de 16 páginas, el tribunal entiende que en esta fase "no se dan las circunstancias" para determinar "de manera fehaciente" si se trata de un acto de violencia contra la mujer en el ámbito de la pareja, tal como determina la ley. La decisión es firme y no se puede presentar recurso.

Finalmente, Ángel Hernández será investigado por un juzgado de violencia contra la mujer por ayudar a su esposa a morir tras una larga enfermedad. Esta es la decisión que ha tomado la Audiencia de Madrid después de que dos juzgados intentaran pasarse el caso. Los magistrados argumentan en el escrito que en este punto "no concurren de forma notoria las causas de exclusión" y que el caso debe mantenerse en el juzgado de violencia contra la mujer número 5 de Madrid, del que es titular Begoña López.

Los magistrados argumentan que falta todavía obtener más pruebas pendientes de practicar y que "no permiten afirmar en esta fase concreta del proceso que sea necesario excluir la competencia del juzgado de violencia sobre la mujer".

Més continguts de