Moderna anuncia que su vacuna contra el covid-19 tiene un 94,5% de efectividad

Los datos son provisionales y se tienen que someter a revisión de los especialistas

Los primeros datos de la compañía norteamericana Moderna muestran que su vacuna es efectiva al 95%, según ha anunciado este lunes. Los resultados, sin embargo, son todavía provisionales, y tienen que ser revisados por otros especialistas, pero coinciden en buena medida con los que hizo públicos Pfizer la semana pasada. En relación con esta vacuna, presenta algunas ventajas destacables en cuanto al almacenamiento, hecho que haría mucho más fácil su distribución.

Los dos prototipos están basados en una nueva tecnología, denominada de ARN mensajero, en la que  se inyectan fragmentos del material genético del coronavirus (ARN) para que las células del cuerpo humano lo utilicen para fabricar proteínas virales que provocarían la generación de anticuerpos. La gran diferencia en relación con el candidato de Pfizer es que la de Moderna se mantiene estable a 20 grados bajo cero durante un máximo de seis meses y se podría conservar en una nevera estándar (entre 2 y 8 grados) hasta un periodo máximo de un mes. Por el contrario, el prototipo de Pfizer necesita un entorno ultrafrío, alrededor de menos 80 grados bajo cero, y solo se puede conservar en una nevera convencional durante unos cinco días.

Para hacer el ensayo clínico de fase III, Moderna ha inscrito a más de 30.000 participantes en los Estados Unidos. El objetivo del análisis de los datos era comprobar el número de infecciones en el grupo de voluntarios que recibieron un placebo y en el que recibieron el prototipo de la vacuna. La compañía asegura que "a partir de las dos semanas siguientes a [la administración] de la segunda dosis", los datos del "análisis provisional" sobre 95 casos positivos de covid-19 indican que "90 eran del grupo placebo y 5 del grupo mRNA-1273", es decir, del que recibió el prototipo. El resultado es "una estimación puntual de la eficacia de la vacuna del 94,5% (p <0,0001)".

Los 95 casos analizados incluyen a 15 adultos mayores de 65 años y 20 participantes que se identificaban de varias comunidades étnicas (12 hispanos o latinos, 4 negros o afroamericanos, 3 asiáticos y 1 multirracial).

Como en el caso del prototipo de Pfizer, Moderna también asegura que no se han producido problemas relativos a la seguridad de la vacuna. "Una revisión de los acontecimientos adversos indicó que la vacuna generalmente era muy tolerada". La mayoría de los incidentes adversos habrían sido leves o de una "gravedad moderada". Entre otros, con el 2% en frecuencia después de la primera dosis, dolor en el lugar de inoculación (2,7%) y, después de la segunda, fatiga (9,7%), mialgia, dolores musculares (8,9%), artralgia, dolor en las articulaciones, (5,2%), dolor de cabeza (4,5%), enrojecimiento de la piel en el lugar de la inyección (2,0%). Los episodios reseñados habrían sido de corta duración. Los datos, sin embargo, también como en el caso de Pfizer, están sujetos a cambios en los porcentaje en función de los análisis finales.

Al igual que la semana pasada, la información sobre el prototipo de Moderna ha vuelto a disparar la euforia en las bolsas. En estos momento, el Íbex-35 sube un 4%.  

A partir de los datos provisionales de seguridad y eficacia, Moderna ha anunciado que tiene la intención de presentar una demanda de autorización de uso de emergencia ante la Food and Drug Administration, el regulador de los Estados Unidos, en las próximas semanas, y prevé que la autorización esté basada en el seguimiento de los datos finales de seguridad y eficacia con una duración media de al menos 2 meses. Moderna, aun así, también tiene previsto presentar solicitudes de autorizaciones a las agencias reguladoras mundiales.

Si finalmente la vacuna recibe la autorización de las diversas agencias reguladoras, Moderna está en condiciones de garantizar mil millones de dosis hasta finales del año próximo.

Precaución entre los especialistas

Peter Openshaw, profesor de medicina experimental en el Imperial College de Londres, ha asegurado a la prensa británica: "Primero supimos del 90% de eficacia de Pfizer y BioNTech, después los rusos dijeron el 92% y ahora Moderna dice el 94,5%. La noticia de Moderna es tremendamente emocionante y aumenta considerablemente el optimismo de que tendremos una buena selección de vacunas en los próximos meses."

Consultado por el ARA, el investigador y profesor del departamento de biología molecular y celular Salvador Macip, de la Universidad de Leicester, también se muestra moderadamente optimista: " Son buenas noticias, pero ahora todo el mundo está corriendo a publicar resultados preliminares para quedar bien. De momento, los datos ni siquiera se han publicado, ni para la de la Pfizer, ni para la rusa, que dice que también pasa de 90% [de efectividad], ni para esta. Tendremos que esperar que acaben los estudios, dentro de unos meses. Entonces sí podremos descorchar el champán. En todo caso, parece que las cosas van como estaba previsto y empezaremos el 2021 con más de una vacuna aprobada o a punto de estarlo". 

En declaraciones a la BBC este lunes a mediodía, Stephen Hoge, presidente de Moderna, aseguró: "Hemos tenido un gran alivio esta mañana tras conocer los resultados". Hoge espera que hacia finales de año hayan podido distribuir hasta "20 millones de vacunas en Estados Unidos" y que la planta de producción europea pueda suministrar al principio del próximo año. "En los próximos meses".

El + vist

El + comentat