Un Mosso sin trabajo y tres más apartados tras la agresión de Ciutat Vella

Los agentes actuaron por el toque de queda y se los investigó por la difusión de un vídeo

La dirección general de la policía (DGP) de los Mossos d'Esquadra ha dejado sin sueldo y sin trabajo a un agente y ha apartado a tres más por la actuación de hace dos fines de semana, el sábado 14 de noviembre, en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona. El agente sin sueldo y trabajo pegó a un joven que se había saltado el toque de queda y los otros tres no intervinieron para parar la agresión. La investigación se abrió cuando se difundió un vídeo grabado por un vecino en que se ve cómo el primer policía da golpes y tira al suelo al joven después de una breve discusión. Los otros agentes presencian los hechos y el chico acaba detenido.

Los Mossos apartan a un agente por haber pegado a un hombre que se había saltado el toque de queda en Ciutat Vella

Los Mossos han informado en un comunicado que, una vez analizada la información policial y las imágenes, se han tramitado cuatro expedientes disciplinarios con medidas cautelares. El policía que agrede al joven ha sido suspendido de sueldo y trabajo, mientras que los otros tres han quedado apartados de las funciones que hacían hasta ahora. Por lo tanto, los agentes dejan de formar parte del área Regional de Recursos Operativos (ARRO) de Barcelona, que es la unidad de antidisturbios en la cual trabajaban cuando pasaron los hechos. Cuando empezó a circular el vídeo, los Mossos explicaron que abrían una información reservada porque la actuación "no se ajustaba a los protocolos establecidos".

La División de Asuntos Internos (DAI) del cuerpo ha asumido la investigación, que ha constatado la mala praxis de los antidisturbios: uno por acción y el resto por omisión. Los agentes trabajaban aquella madrugada de viernes a sábado en un dispositivo para controlar las restricciones del covid-19 cuando, a las doce y media de la noche, vieron una docena de personas a la plaza del Pes de la Palla, en el barrio del Raval. Los policías comprobaron que era un grupo de jóvenes que consumían bebidas alcohólicas en la calle y que incumplían el toque de queda y los identificaron.

Un testigo grabó desde un balcón como el agente que ha acabado sin sueldo y trabajo discutía con un joven. Le pegaba y lo empujaba hasta hacerlo caer al suelo, donde lo reducía mientras el chico pedía ayuda. Los otros agentes se sumaban a la detención. El joven quedó arrestado por un delito de atentado a la autoridad y otro de lesiones y pasó a disposición judicial. El juzgado lo dejó en libertad con cargos.

El + vist

El + comentat