España exigirá una PCR negativa de los últimos tres días a los viajeros de países de riesgo

Prácticamente todos los estados europeos superan los 150 casos por 100.000 habitantes

España exigirá a partir del 23 de noviembre a los viajeros internacionales que presenten un resultado de PCR negativo de las últimas 72 horas si provienen de un país de riesgo por el coronavirus. Así lo ha comunicado el ministerio de Sanidad este miércoles al Consejo Interterritorial de Salud. Esta nueva medida se añadirá a la toma de temperatura y el control visual, que en la práctica era bastante flexible con la entrada de los viajeros en los aeropuertos. Ahora la necesidad de hacerse una prueba PCR los tres días antes de llegar al Estado permitirá que no entren personas contagiadas, a pesar de que según las autoridades sanitarias no constaba que fueran muchas hasta ahora. Habrá que llevar una acreditación original en castellano o inglés según la cual el resultado de la prueba diagnóstica ha salido negativo.

¿Cuáles son los países de riesgo? Sanidad ha remitido a una recomendación de la Unión Europea  del 13 de octubre pasado sobre libre circulación en los países de la Unión y el espacio Schengen. En este documento se establece que los criterios a tener en cuenta son la incidencia acumulada (número de casos por 100.000 habitantes los últimos 14 días), la tasa de positividad y el número de pruebas que se han hecho por 100.000 habitantes los últimos 7 días. A partir de ahí se clasifica las situaciones epidemiológicas de cada país con cuatro colores: verde si la incidencia acumulada (IA) es de 25 o menos y la positividad inferior al 4%; naranja si la IA es de 50 o menos con una positividad superior al 4%, o bien si la IA es de entre 25 y 150 pero la positividad es inferior al 4%; rojo si la IA es igual o superior a 50 y la positividad es del 4% o más, o si la IA es superior a 150 por 100.000 habitantes; y gris si no hay suficiente información para evaluar los criterios. 

Este acuerdo de la UE estipula que como norma general los estados miembros no establecerán restricciones a la libre circulación en los países que estén en color verde. España ha informado que toma este acuerdo como referencia, de forma que se entiende que respetará esta condición. Está previsto que esta tarde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, comparezca para explicar qué estados se verán afectados por esta nueva medida de control. El mapa con los colores de cada país, según el documento de 13 de octubre, se irá actualizando en la web del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC). Hoy en día la mayoría de los países europeos son de color rojo porque tienen una IA superior a los 150 casos por cada 100.000 habitantes los últimos 14 días. En el caso de los países que no son de la UE, Sanidad se ha limitado a informar que la incidencia acumulada los últimos 14 días será la referencia básica para etiquetarlos o no de riesgo.

Las agencias de viajes, los operadores turísticos y las compañías de transporte aéreo y marítimo o cualquiera otro agente que comercialice billetes tendrá que informar a los viajeros de la obligatoriedad de disponer de un resultado negativo en una prueba PCR para poder viajar. El control en los aeropuertos es una medida que el PP llevaba pidiendo desde hacía meses al gobierno español, que ahora se adapta al protocolo europeo para no tener mecanismos dispares. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, no ha tardado en reaccionar a la noticia. "Un país que no cuida sus fronteras no se hace respetar. A nadie le gusta pisar un territorio que no da seguridad. Y más en pandemia", ha señalado en un tuit.

El + vist

El + comentat