Paraditas veraniegas llenas de talento 'made in Barcelona'

Los diseñadores emergentes presentan sus propuestas hechas 100% en Barcelona

Con el buen tiempo y las largas horas de sol, los mercados de diseño y artesanía se multiplican por todo el territorio y suponen una buena oportunidad para mostrar creaciones que no se suelen ver en las tiendas más convencionales y para descubrir el talento de los diseñadores más emergentes del panorama local. Con esta filosofía, durante todo el verano La Roca Village participa en el White Summer Festival y convierte sus instalaciones en un escenario abierto a estos nuevos diseñadores. El espacio pasa a ser un punto de encuentro entre los amantes de la moda, la cultura y la gastronomía .

Bañadores, joyas, relojes o pañuelos 'made in Barcelona' son sólo algunos de los productos estrella de los diseñadores, que, después de haber expuesto en La Roca durante el mes de julio, ahora también se exhiben en el White Summer Market, la feria de diseño instalada en la localidad ampurdanesa de Pals, en la Costa Brava catalana, hasta el 25 de agosto. Allí se pueden descubrir algunas de las creaciones de estos artistas, como la joyería práctica y pensada para el día a día de la firma Aina Barcelona, los pañuelos atemporales inspirados en viajes y recuerdos de An-Da, los relojes hechos con materiales y ética 100% sostenible de Feel Wood Watches o las alpargatas que evocan el estilo de vida hawaiano de Alohas Sandals.

La inspiración no tiene límites para estos nuevos diseñadores, y si hay algo que tienen en común es que la marca Barcelona se respira en todas sus creaciones. Están orgullosos de su origen y con sus diseños apuntan maneras de mostrar la esencia de esta ciudad cosmopolita allá donde van. Algunos incluso ya se han abierto camino en el ámbito internacional. De momento, los que vivimos en este rincón del Mediterráneo podemos disfrutar de su talento y apostar al mismo tiempo por la filosofía del kilómetro 0.

Joyería con elementos barceloneses

Aina Barcelona

Piezas sencillas, prácticas y para el día a día. Así describe su línea de joyería la diseñadora Aina Ministral. Hace casi 7 años que esta barcelonesa creó la firma Aina Barcelona, tras haber finalizado los estudios de joyería. "El proceso fue muy natural; simplemente empecé a hacer diseños hasta que creé la marca", explica esta joven de 29 años, que asegura que no es diseñadora sino joyera y que no tiene ninguna línea de joyas que responda a ninguna temporada en concreto. "Voy sacando piezas durante todo el año y su diseño depende de mi estado de ánimo o del momento personal en el que me encuentre", dice Ministral, que acaba de ser madre. Su objetivo es que las joyas se puedan llevar tanto para hacer deporte como para arreglar, y por ello apuesta por la plata como material principal. Sin embargo, también trabaja con oro y piedras preciosas por encargo. Y si algo caracteriza sus diseños es que en la mayoría de los casos están inspirados en Barcelona. Algunas de sus piezas tienen detalles como el adoquín, aunque reconoce que, "de forma involuntaria"; otras joyas suyas tienen formas que recuerdan a la capital catalana, como podría ser una ola. Queda claro que todas sus obras han sido diseñadas y producidas en la misma ciudad, en pequeños talleres artesanos. Actualmente tiene una tienda en la calle Ciutat de Balaguer 45, y en octubre abrirá otra en la calle Séneca, donde también habrá un 'showroom' y un taller artesanal.

El baño más mediterráneo

Bohodot

Todo empezó en 2012, cuando la diseñadora Peque Fortuny y su hija Cristina Torras, estudiante de ADE y apasionada de la moda, pusieron en marcha la firma de baño para mujer y niños Bohodot. Definen sus colecciones como "femeninas, románticas y mediterráneas", y siempre apuestan por la "calidad de los tejidos, la atención al detalle y la fabricación hecha en Barcelona", explica Torras. En su colección actual de primavera-verano, 'Atmosphere', apuestan por los 'culottes' en nuevos tejidos como el vichy acompañados con sujetadores 'bandeau' y conjuntos de inspiración deporte con tops asimétricos y tejidos brillantes. Sus bañadores tienen estampados divertidos, como estrellas, aguacates o pequeñas flores que otorgan un toque optimista a la hora del baño. La firma, que vende sobre todo a través de su tienda online y en más de ochenta tiendas multimarca, también apuesta por los materiales sostenibles y reciclados. "Estamos empezando a introducir un nuevo material para hacer las licras, que se hacen con plásticos extraídas del Mediterráneo", explica Torras.

Marino Barcelona

Seis años atrás la diseñadora Maribel López y sus dos hijos se dieron cuenta que el mercado de bañadores masculinos era muy caro y no ofrecía diseños que se pudieran conjuntar entre padres e hijos. Con esta premisa nació Marino Barcelona, una firma de moda de baño masculina que apuesta por bañadores creados con líneas divertidas y estampados donde no faltan los flamencos, los patitos o figuras tan veraniegas como las anclas de un barco. Priorizan la calidad del producto, siempre diseñado y fabricado en Barcelona. "Cuidamos mucho los detalles interiores de los bañadores, como los bolsillos y los cordeles, que son de secado rápido", explica López. Aunque principalmente venden a través de su tienda online, durante el año exponen en el mercado de Palo Alto de Barcelona y en tiendas multimarca.

La hora más sostenible

Feel Wood Watches

Si algo caracteriza la firma de relojes Feel Wood es su apuesta por la sostenibilidad. Para empezar, por cada reloj que venden se comprometen a plantar un árbol. El diseñador Alejandro Gil, que puso en marcha el proyecto hace dos años, procura que todos sus relojes estén hechos con materiales biodegradables como la madera natural, el cuero o el corcho. Pero uno de los materiales con los que marca más tendencia ecológica es el Piñatex, un cuero vegetal hecho con fibras recicladas de las hojas de las piñas. "Apuesto por el 'slow fashion", explica Gil, que define sus relojes como "elegantes, minimalistas, de diseño sostenible e innovadores en los materiales". Además, son relojes "atemporales, que se pueden llevar durante todo el año". Uno de los servicios de la firma que más éxito tiene es la posibilidad de personalizar cada modelo de reloj. De momento, sus ventas se hacen a través de la tienda online y de diferentes 'pop up stores'.

Pañuelos que revelan instantes

An-Da Barcelona

Para la diseñadora Andrea Alós, la inspiración surge de la cuenca del Mediterráneo, de las vivencias personales y de los viajes que ha hecho por los Estados Unidos y la costa amalfitana, en Italia. "Quería salir del círculo de las temporadas verano-invierno y hacer unos pañuelos atemporales", explica. Para hacerlos, utiliza materiales que normalmente son seda 100% y 'Modal Cashmere', que se diseña en Barcelona pero se fabrica en Italia. "Trabajamos a pequeña escala, porque nuestra filosofía no es llenarnos de stock", apunta. Inaugurada hace dos años, la firma ha apostado desde el principio por la sostenibilidad, el comercio justo y la moda ética y sostenible. Sus ventas se hacen a través de la tienda online, por ello considera que poder estar expuesta en el mercado de talentos es "una buena oportunidad para rodearse de diseñadores emergentes y poder hacer las cosas sin prisas y de forma atemporal, porque esta es nuestra filosofía y es lo que al final perdura en el tiempo", concluye.

Alpargatas con aires hawaianos

Alohas Sandals

Alpargatas de toda la vida pero inspiradas en el estilo de vida de Hawái. Con este concepto nació Alohas Sandals hace 5 años de la mano de Alejandro Porras. Las alpargatas, hechas a mano y diseñadas en Barcelona, son de estilo básico, pero reinventadas según las nuevas tendencias de cada temporada. Sus diseños van desde tobillos envueltos en cintas color pastel hasta alpargatas color camello con plataformas de 9 centímetros. Todo vale para evocar un verano eterno en todos sus modelos. Sin embargo, para esta temporada la firma, que ya es internacional, ha apostado por la llamada City Collection: modelos adaptados a la vida de ciudad durante los meses de más calor.

Funcionalidad veraniega

Mónica Abril

Todas las bolsas de mano de Mónica Abril, firma fundada en 2014, están diseñadas y fabricadas artesanalmente en Barcelona. Su lema es crear piezas en las que la funcionalidad 'easy wear' y la comodidad primen por encima de todo. Otro de los pilares de la firma es el gran cuidado y dedicación a la hora de escoger y tratar las materias primas: sus bolsos están hechos con algodón, lino y pieles de curtido vegetal de gran calidad. Toda una producción hecha de forma 'slow', inspirada en los detalles del día a día. 

Més continguts de

El + vist

El + comentat