La Rambla reclama un mantenimiento aprovechando la falta de turistas

Empresarios y comerciantes de la arteria barcelonesa quieren que se arregle el pavimento y se retiren cabinas y paradas

La Rambla de Barcelona está, estos días, más vacía y triste que nunca. Sin turistas y con muchos barceloneses teletrabajando, la arteria ha perdido ritmo. Por eso, desde la Associació Amics de la Rambla, que aglutina a empresarios y comerciantes de la zona, ya hace semanas que han puesto en marcha una campaña para pedir que se acelere la gran reforma pendiente desde 2016 de la Rambla y ahora, después de haber actualizado un inventario sobre el estado de los diferentes elementos que hay la avenida, añaden que lo que es urgente es, como mínimo, hacer un mantenimiento. Creen que el momento actual, con la zona medio vacía, es el idóneo.

Aparte de instar a reparar desperfectos del pavimento, piden, también, que, teniendo en cuenta lo que se recogía en el plan especial aprobado, se empiece a retirar elementos como las antiguas paradas de pajareros –ahora reconvertidas en tiendas de diferentes tipos– y a reducir la presencia de cabinas telefónicas. Hay 23 y, según el inventario hecho por los asociados de Amics de la Rambla, la mayoría tienen desperfectos o pintadas. Por eso, piden a Telefónica que empiece a eliminarlas.

El inventario calcula que el 60% de las piezas de pavimento están deterioradas y remarca que de las cuatro fuentes que hay, salvo la de Canaletes, que es un elemento monumental de la ciudad, las otras no funcionan. También lamenta que algunas de las piezas instaladas en el pavimento para señalizar la ruta modernista están agrietadas, que las paradas de flores están llenas de pintadas y que las encinas del Pla del Teatre necesitan una poda. Cuenta alcorques vacíos y reclama más luz y que se cambien las bombillas fundidas.  

"Ante el eterno aplazamiento del inicio de la reforma de la Rambla y de la duración prevista de las obras, es necesario que todos estos elementos, que han quedado obsoletos y al margen de la normativa, desaparezcan y también es imprescindible la reparación de todos los elementos   deteriorados y un mantenimiento más intensivo que evite que se vuelva a degradar", reclaman. La asociación, de hecho, ya promovió la instalación de un contador para dejar constancia de los días de retraso que acumula la reforma aprobada.

La Rambla de Barcelona compta els dies de retard de la seva reforma

El + vist

El + comentat