Trapero restituye la cúpula de los Mossos del 1-O

El mayor recupera a Ferran López como número dos y Sallent dirigirá la región metropolitana sur

Dos semanas después del regreso de Josep Lluís Trapero como jefe de los Mossos d'Esquadra, el mayor ha restituido la cúpula que tenía el cuerpo bajo su liderazgo y durante el 1-O, antes de que el gobierno español lo cesara con el 155. Trapero ha vuelto a confiar en el comisario Ferran López como mano derecha y lo ha recuperado de número dos. Pero López ocupará ahora la dirección operativa, así que tendrá una posición más elevada que antes ya que, después de Trapero, será el máximo responsable de la Jefatura, mientras que en la anterior etapa del mayor comandaba una de las comisarías superiores. Junto a Trapero y López también volverá el comisario Joan Carles Molinero -que bajo el liderazgo de Trapero había ocupado la otra comisaría superior- así como el comisario Miquel Esquius, que se convirtió en jefe de los Mossos en sustitución de López. Molinero, además, será el portavoz de los Mossos.

Trapero vuelve a liderar los Mossos

En cuanto al comisario Eduard Sallent, que lideraba el cuerpo antes de la restitución de Trapero, dirigirá la región metropolitana sur porque así lo ha pedido, según el comunicado de la policía. La comisaría superior de Coordinación Territorial continuará a cargo del comisario David Boneta mientras que la comisaría superior de Coordinació Central la asumirá el comisario Rafel Comes. Esto implica que el lugar que deja Comes lo cogerá la comisaria Marta Fernández, que estará al frente de la Comisaría General de Investigación Criminal y será la primera vez que una mujer ocupa este cargo. El resto de cambios entre los mandos de los Mossos afectan la hasta ahora jefa de una comisaría superior, la comisaria Cristina Manresa, que hace un año y medio fue la primera mujer que lograba esta posición. Manresa dirigirá la región policial de Catalunya Central.

Los lugares que dejan Molinero y Esquius los asumirán, respectivamente, el comisario Joan Portals, que estará al frente de la Comisaría General de Movilidad, y el comisario Joan Figuera, que será el jefe de la región de los Pirineos. Otro de los relevos es a la División de Investigación Criminal (DIC): el intendente Antoni Rodríguez deja de liderarla porque pasará a ser el subjefe de la Comisaría General de Investigación Criminal y su cargo lo cogerá el intendente Ramon Chacón. Uno de los cambios de Trapero también está en el área de escoltas, que comandará el inspector David Ruiz. La comisaria Alícia Moriana dirigirá la Escuela de Policía de Catalunya y el subinspector Anselm Pasquina será el nuevo jefe del Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos.

Una Jefatura reforzada

La estructura que ha presentado el mayor mantiene el estilo de organigrama que ya tenía en su etapa anterior como jefe del cuerpo y ha reforzado la Jefatura con sus personas de confianza. De momento Trapero no ha aplicado la remodelación que presentó este verano el entonces consejero de Interior, Miquel Buch, con el entonces jefe de los Mossos, el comisario Sallent, que preveía la desaparición de la Jefatura y convertirla en una Dirección Operativa de la Policía. Hasta ahora el actual consejero de Interior, Miquel Sàmper, tampoco ha aclarado si saldría adelante esta propuesta organizativa.

Trapero: "En 2017 todo el mundo lo podría haber hecho mejor, y yo el primero"

El + vist

El + comentat