Trapero vuelve a liderar los Mossos

El conseller de Interior comunica su restitución después de una conversación con el mayor

Tres años y dos semanas después de haber dejado de ser la jefe de los Mossos d'Esquadra, el mayor Josep Lluís Trapero vuelve a liderar el cuerpo. El consejero de Interior, Miquel Sàmper, ha comunicado su restitución porque esta mañana han tenido una conversación en la cual Trapero ha manifestado que se quería poner de nuevo al frente de los Mossos. El día siguiente de la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvía Trapero, Sàmper ya avanzó que el mayor volvería a ser el jefe de la policía catalana si él lo quería. Trapero le pidió tiempo y el consejero le respetó. Ha sido al cabo de tres semanas de la absolución que el mayor ha manifestado a Sàmper "su disposición firme", según un comunicado de Interior, "de asumir de nuevo el mando del cuerpo".

El 'conseller' de Interior dice que no tiene "ninguna decisión tomada" sobre el futuro de Trapero

El conseller se ha reunido esta tarde con el hasta ahora comisario en jefe de los Mossos, Eduard Sallent, para anunciarle el cambio y le ha expresado "su agradecimiento" por el trabajo hecho. Sallent asumió el liderazgo en junio del año pasado y ha sido el tercer jefe del cuerpo desde el relevo forzado de Trapero. Después de este encuentro, Sàmper ha tenido la primera reunión de trabajo con Trapero acompañado de la secretaria general de Interior, Beth Abad, así como del director de la policía catalana, Pere Ferrer. El consejero y el mayor tendrán un encuentro este viernes con los mandos de los Mossos en el complejo central Egara.

El 28 de octubre del 2017 Trapero dejó de ser la cabeza de los Mossos porque, con el 155, el gobierno español lo cesó con una publicación al Boletín Oficial del Estado (BOE). Desde entonces había mantenido la categoría de mayor, que no depende del cargo que ocupa, pero había pasado a un plan muy discreto a pesar de que ha continuado yendo a la comisaría de los Mossos de las Cortes de Barcelona, donde tiene un despacho. Trapero también se había preparado la defensa contra la acusación de la Fiscalía, que le había pedido 11 años de prisión por rebelión por la actuación de los Mossos el 1-O, a pesar de que cuando acabó el juicio a la Audiencia Nacional rebajó la petición a 10 años y ya planteó como alternativa una condena por desobediencia. Al final la sentencia absolutoria abrió la puerta que volviera al frente.

El + vist

El + comentat