Uno de cada cuatro jóvenes de Barcelona ha tenido dificultades para pagar el piso durante la pandemia

Unos 25.000 admiten haber dejado facturas por pagar en la primera mitad del año

Uno de cada cuatro jóvenes en Barcelona ha tenido dificultades para pagar el piso derivadas de la crisis sanitaria del covid-19. Este es una de los datos principales que se desprenden de la Encuesta a la Juventud de Barcelona 2020, hecha entre marzo y julio a 1.400 jóvenes de entre 15 y 34 años que viven en la capital catalana. Así, el 24% de los encuestados afirman que ha tenido más dificultades para pagar las mensualidades, un 5,7% –unos 25.000 si se extrapola el dato– declaran que no han podido hacer frente puntualmente a algún alquiler o cuota de hipoteca, mientras que un 3% han tenido que volver a casa de sus padres o de un familiar, un 1,6% han cambiado a un piso peor y otro 1,6% han empezado a compartir. El resto, un 63,7% de los jóvenes encuestados, no han sufrido problemas en relación a la vivienda.

Los datos, presentadas este lunes por el regidor de Infancia, Juventud, Ancianos y Personas con Discapacidad, Joan Ramon Riera, también apuntan que actualmente el 64,5% de los jóvenes de 18 a 24 años todavía vive con sus padres, mientras que en la franja de edad entre los 25 y los 34 la mayoría (un 76,2%) viven emancipados. De estos, cerca del 40% viven con su pareja, un 10% con pareja e hijos, un 30,7% solos y un 22% comparten piso con amigos u otras personas. Más de la mitad de los que comparten piso lo hacen por necesidad económica; el resto lo hacen porque prefieren no vivir solos.

Los jóvenes destinan un 120% de la capacidad adquisitiva a pagar un alquiler medio

La mitad de los jóvenes (el 49%) aseguran que la situación económica de su casa ha empeorado los primeros meses de la crisis, en contraposición a un 5,4% que aseguran que ha mejorado. Estos datos van en correlación con las del ámbito laboral, en las cuales la encuesta corrobora que la tasa de paro entre los jóvenes se ha duplicado (ha pasado del 7,2% en julio del año pasado al 13,3% en el de este año) y ha afectado especialmente la población migrada. También hay diferencias según la renta: en los barrios con rentas más bajas la tasa de paro triplica (19,5%) la de los barrios con rentas más altas (6,3%)

Paso atrás educativo

En el terreno de la enseñanza, más del 80% de los jóvenes de entre 15 y 29 años aseguran que el covid-19 ha afectado su formación educativa: un 37% indican que su rendimiento ha bajado, otro 4% aseguran que ha tenido que dejar los estudios y sólo un 14,5% afirma que ha mejorado. Además, el 60% de los jóvenes que han sido consultado creen que la crisis que ha generado el covid-19 afectará de manera negativa o muy negativa su futuro.

El + vist

El + comentat