El arzobispo de Barcelona dice que las escuelas "desorientan" al alumnado con la perspectiva de género

Omella pide que no se abandone a las familias ante un "desafío educativo" como éste

El arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, dijo este domingo que la perspectiva de género es un "desafío educativo" que provoca "una gran desorientación entre los niños, adolescentes y jóvenes". Lo afirmó en su carta dominical, en la que también negó que la identidad de género de cada persona sea una construcción social que, tal y como defienden los feminismos, se va conformando a medida que el individuo crece y se relaciona con el entorno. Omella, es más, aseguró que hay "argumentos racionales" que muestran "la centralidad del cuerpo humano como un elemento integral de la identidad personal".

El arzobispo de Barcelona fue más allá y también pidió "acompañar" a los niños y jóvenes en la educación afectiva y sexual para "prevenirles de cualquier influencia que desfigure su capacidad de amar". El cardenal sostiene que "muchos padres y maestros" están preocupados por la "implantación progresiva" de la perspectiva de género en la educación y reivindicó que ante este "desafío educativo" no se puede dejar a la familia "sola".

"Necesitamos un diálogo profundo y respetuoso que busque la verdad sobre la persona, de manera que pueda alcanzar su plenitud", subrayó, para luego añadir que hay que superar "todo reduccionismo ideológico".

El cardenal ha dedicado su carta dominical a esta cuestión después de que la Congregación para la Educación Católica haya presentado un documento que reclama una educación afectiva y sexual "que ayude a los niños y jóvenes a desarrollar un sentido crítico ante una invasión de propuestas, la pornografía y la sobrecarga de estímulos".

Més continguts de

El + vist

El + comentat