Aumentan un 22% los sintecho que no saben dónde encontrar ayuda, según la fundación Arrels

La fundación pide reforzar los servicios públicos

Un total de 1.468 personas sin hogar se han dirigido a Arrels entre el 1 de julio de 2018 y el 30 de junio del 2019 preguntando donde pueden encontrar ayuda para mejorar su situación. Esta cifra representa un 21,7% más que los dos meses anteriores, según ha informado la propia fundación en un comunicado. Entre las preguntas que plantean, hay donde pueden ducharse y cambiarse de ropa o cómo pueden acceder a un alojamiento y servicios sociales. De promedio, Arrels ha atendido 122 personas cada mes, el 88,3% hombres y el 11,7% mujeres. El 22,3% tienen nacionalidad española y el resto proceden de hasta 95 países diferentes. El 61,3% tienen entre 25 y 49 años, mientras que el 11,6% es menor de 24 años.

"Es muy preocupante la cantidad de personas que vienen en esta situación, los recursos para personas sin hogar en Barcelona están saturados, por eso siempre intentamos explicar la realidad para situar la persona", ha afirmado la responsable del centro abierto de Arrels, Marta Maynou.

La mayoría de las personas que se han dirigido a la fundación, el 79,5%, han pedido poder acceder a servicios higiénicos, mientras que el 30,6% también han preguntado si podían cambiarse de ropa. Se trata de personas que piden el servicio de ducha de forma puntual mientras no encuentran y acceden a los servicios higiénicos públicos, que habitualmente funcionan con cita previa. "El sistema se suele adecuar al recurso, no a la persona, no puede ser que la mayoría de recursos con duchas abren sólo por la mañana", lamentó Maynou.

La tercera necesidad más expresada ha sido el acceso al alojamiento, con un 24,4% de los casos. El 21% ha preguntado cómo acceder a servicios sociales; el 17% pide un lugar donde poder dejar sus pertenencias de manera estable, y un 11,4% pregunta por comedores sociales.

Además, el 4,7% ha pedido ayuda específica para buscar trabajo, y el 4,5% ayuda para acceder a medicación. El 6,3% de las personas ha pedido ayuda porque han sido agredidas o les han robado la ropa o la documentación.

Reclaman reforzar los servicios públicos

Arrels denuncia que "muchas" de las 1.468 personas que han pasado por su centro abierto para pedir orientación han acudido previamente a servicios sociales del barrio o los servicios específicos del Ayuntamiento de Barcelona para personas sin hogar, pero que "no han tenido respuesta". De hecho, aseguran que el 23,9% orientadas han vuelto más de una vez en Arrels. "Todo el mundo debería tener un trabajador social de referencia, pero no todo el mundo lo tiene", lamentó Maynou.

Por ello, ha pedido reforzar los servicios públicos. Por ejemplo, más servicios higiénicos, con normativas y horarios flexibles: habilitar consignas donde las personas que viven en la calle o en lugares inestables puedan guardar sus pertenencias durante un tiempo, y abrir espacios de acogida nocturnos y de baja exigencia en cada barrio de la ciudad.

Més continguts de

El + vist

El + comentat