Osona en situación "alarmante": la comarca con más contagios de Catalunya

La UPC vigila de cerca el Alt Penedès, el Alt Urgell y la Cerdanya, donde siguen creciendo los positivos

A pesar de que en la mayor parte de Catalunya se ha registrado un descenso en el número de contagios, todavía hay territorios que presentan una incidencia muy alta o que no han registrado ninguna disminución. Según la investigadora del grupo Biocomsc de la UPC Clara Prats, la comarca que presenta unas cifras más preocupantes es Osona: "Es la que tiene una situación epidemiológica más alarmante".

Según las últimas cifras confirmadas por Salud y que corresponden a la semana del 31 de octubre al 6 de noviembre, Osona tiene la incidencia acumulada más alta de Catalunya: 1.243 -y es a partir de 100 que se cruza la línea roja. "Esto significa que un 1,2% de toda la población de Osona son casos activos", apunta Prats, que, a pesar de las cifras negativas, ve un poco de luz: "La Rt  [número de personas a las que contagia cada positivo] está bajando: ahora está en 1,01, cuando hace dos semanas estaba cerca de 1,8". "Por lo tanto, ha entrado en la dinámica de frenar; se tendrá que confirmar los próximos días, pero los datos actuales insinúan un poco de bajada", añade la investigadora, que, aún así, insiste en que Osona es la comarca que está "en la situación más comprometida" de toda Catalunya.

De hecho, en Osona empezaron a saltar las alarmas en agosto, por el foco detectado en Manlleu y que se extendió hasta Vic, que, actualmente, es el municipio catalán con la incidencia acumulada más alta (1.519) y el riesgo de rebrote más alto (1.512). Además, durante el último mes, las poblaciones del resto de la comarca han empezado a registrar un aumento de contagios. Si se comparan los datos de la primera semana de octubre -del 3 al 9- con la semana del 31 al 6 de noviembre, Roda de Ter ha pasado de 23 a 100 contagios semanales; Centelles de 7 a 57 y l'Esquirol de 3 a 30.

El Berguedà sigue al alza

Para la investigadora de la UPC, el otro territorio que continúa en una situación preocupante es el Berguedà, la tercera comarca con la incidencia más alta de Catalunya (1.198). "Pero aquí también vemos que la Rt  empieza a frenar y en dos semanas ha pasado de 3,59 a 1,07", dice Prats. En esta región, la mayoría de los contagios se concentran en la capital, Berga, con 102 positivos notificados entre el 31 y el 6 de noviembre y que representan cerca de la mitad de los registrados en el conjunto de la comarca. También llaman la atención los aumentos de municipios como Cercs, que ha pasado de 8 a 20 contagios semanales, si se comparan los datos del 24 al 30 de octubre con los del 31 de octubre al 6 de noviembre.

Otro punto de Catalunya que hace más de dos meses que acumula una incidencia alta es el Gironès y, especialmente, Salt, que ha estado muchas semanas entre los municipios con más positivos por habitante y que continúa con cifras preocupantes. Según los datos de la semana del 31 al 6, el riesgo de rebrote está a 1.321, la incidencia acumulada a 1.393 y la positividad de las PCR ha aumentado hasta el 25% -cuando tendría que estar por debajo del 5%-. Por el contrario, la capital, Girona, ha notado un ligero descenso en una semana y ha pasado de un riesgo de rebrote de 1.052 a 848, y de una Rt de 1,11 a 0,93 si se comparan las semanas del 24 al 30 y del 31 al 6.

Tres comarcas que no decrecen

Desde el grupo Biocomsc de la UPC han detectado que han bajado los contagios en la mayor parte del territorio, pero Clara Prats destaca que se tiene que seguir de cerca la evolución de tres comarcas que son las únicas que no han frenado ni bajado los positivos: el Alt Penedès, el Alt Urgell y la Cerdanya. "El problema no es que ahora tengan una incidencia muy alta, es que siguen en crecimiento y, si no se frena, podría ir a peor en un futuro inminente", puntualiza la investigadora.

Uno de los puntos clave a la hora de analizar los datos es mirar el número de habitantes y el número concreto de positivos notificados porque, en municipios o regiones con poca población, hay indicadores que pueden dispararse. Es el caso del Pla de l'Estany o de la Segarra, que, a pesar de que están entre las cinco comarcas con la incidencia acumulada más alta de Catalunya, el número de nuevos contagios tendría que permitir controlar el adelanto del virus y contenerlo.

Salut propondrá la prórroga de todas las restricciones quince días más

El Pla de l'Estany tiene una incidencia de 1.224 pero se han notificado 187 positivos en una semana, y la Segarra, una incidencia de 1.065 con 129 nuevos contagios. Estas cifras contrastan con los 954 positivos nuevos registrados en las mismas fechas en Osona o los 901 del Baix Camp, que también presenta una incidencia alta, especialmente en Reus, donde se concentran más de la mitad de los contagiados de toda la comarca detectados entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre.

El + vist

El + comentat