El Govern aprueba 300 M€ más en ayudas a los sectores afectados por las nuevas restricciones

Restauración y centros de estética recibirán 50 millones más y se destinarán 50 al sector cultural

La Generalitat aportará nuevos recursos para que las empresas más afectadas por las nuevas restricciones superen el trance. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha anunciado este jueves durante la rueda de prensa para presentar las medidas que el Govern concederá 300 millones de euros adicionales en ayudas a los sectores más afectados por las limitaciones aprobadas para contener la pandemia.

Así pues, la restauración y los centros de estética –que permanecerán cerrados más allá de los quince días iniciales– recibirán 50 millones de euros más que se sumarán a los 40 millones que el Govern había aprobado inicialmente. Precisamente, ayer se puso en marcha la página web para solicitar estas prestaciones y se colapsó con el alud de peticiones.

Por otro lado, Aragonès también ha anunciado que se concederán 50 millones de euros en ayudas al sector cultural, que tendrá que suspender todas las actuaciones y espectáculos programados para al menos los próximos quince días. Este paquete también incluirá las empresas y entidades que se dedican a la educación en el ocio, puesto que los alumnos solo irán a clase y no harán extraescolares, así como los clubes deportivos federados, que también pararán competiciones y entrenamientos.

El resto de los recursos, ha añadido Aragonès, se destinarán a contrarrestar los efectos de las restricciones en otros sectores afectados, como la industria o el turismo, y serán las consejerías de la Generalitat las que anuncien cómo se reparten exactamente estas ayudas.

Medidas sociales

Más allá del paquete de apoyo a los sectores económicos, el vicepresidente también ha explicado que se sumarán 200 millones de euros a otras medidas de choque sociales como por ejemplo ampliar el presupuesto de la renta garantizada o hacer aportaciones adicionales al Banco de los Alimentos. Además, Aragonès también ha asegurado que se limitarán los desahucios durante el estado de alarma y se evitará que los trabajadores en ERTO tengan que pagar más IRPF por el hecho de tener dos pagadores.

"Es el momento de la parada social, de quedarse en casa para mantener todo aquello que es imprescindible: el trabajo, la escuela, el comercio y el trabajo que no pueda hacerse en casa", ha insistido Aragonès.

El + vist

El + comentat