El Govern se blinda contra el virus: cierra el perímetro de Catalunya y también los municipios durante el fin de semana

Las escuelas se mantienen abiertas, el sector cultural cierra y se recomienda al máximo el teletrabajo

"Es el momento de la parada social, de quedarse en casa para mantener aquello imprescindible. Es un dique de contención de la epidemia", ha advertido el vicepresidente ahora con funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Es el toque de atención con el cual ha precedido la serie de medidas que el Govern ha tomado para reducir la transmisión del coronavirus. Así, el ejecutivo ha confirmado que Catalunya se cierra de manera perimetral durante al menos 15 días. Además, los fines de semana, el Govern también ha ordenado un cierre interno por municipios, para evitar que los catalanes se vayan a la segunda residencia y reducir así la movilidad. Aragonès también ha advertido de que las nuevas restricciones vienen acompañadas de un paquete de ayudas de 300 millones de euros adicionales para los sectores más afectados.

Así pues, a partir de esta noche estará prohibido entrar o salir de Catalunya si no es por cuestiones justificadas como por ejemplo las sanitarias, laborales, para curas de personas dependientes o para cuestiones educativas. Además, los municipios cerrarán desde viernes a lunes, ha detallado la portavoz del Govern, Meritxell Budó. Como excepción se podrán desplazar dentro de la misma comarca las personas que quieran hacer una visita a los cementerios los días 31 de octubre y 1 de noviembre.

"Queremos evitar cualquier salida de fin de semana"

Miquel Sàmper 'C onseller' de Interior

Budó también ha pedido que los desplazamientos se hagan solo para visitar la burbuja familiar o ampliada, es decir, "el grupo de personas que conviven bajo el mismo techo, o cuidadores o las personas de apoyo". Queda prohibido hacer reuniones de más de seis personas si no es porque la burbuja familiar ya supera esta cifra o por motivos laborales. En cuanto a la movilidad, el conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha sido claro: "Queremos evitar cualquier salida de fin de semana, pero tenemos que tener presente que mañana la gente seguirá haciendo su vida normal porque tiene que ir a trabajar y evidentemente lo podrá hacer y estará justificado", ha matizado, y ha recordado que las medidas entran en vigor esta misma noche de jueves a viernes.

El presidente sustituto ha subrayado que ahora es prioritario reducir la ratio de contagios por debajo del 1 (es decir, que cada persona infectada no contagie el virus a más de una persona) para mantener un volumen de casos asumibles por el sistema sanitario, que tiene que poder continuar atendiendo las necesidades ordinarias de la población. "Esto significa situarnos en el umbral del millar de casos diarios", ha especificado Aragonès, que ha subrayado la necesidad de frenar el crecimiento a los niveles de los meses de agosto y septiembre. Dentro de quince días, ha apuntado, se verá si las medidas funcionan y se pueden flexibilizar.

"Si la tendencia se mantiene, el sistema de salud no aguantará mucho más"

Alba Vergés 'C onsellera' de Salud

Por su parte, la consellera  de Salud, Alba Vergés, ha insistido en que los más de 5.000 contagios diarios hacen que los datos sean "insostenibles" y ha advertido de que si continúa la misma tendencia el "sistema de salud no aguantará mucho más". La consellera ha dicho que, por primera vez desde el inicio de la pandemia, el martes había más pacientes covid que no covid, cosa que provoca que profesionales y centros de salud tengan que dejar la actividad ordinaria para centrarse en los enfermos positivos. "Si no tomamos medidas, en 15 días estaremos como en marzo", ha dicho, para alertar de que si no se obedecen las restricciones en "menos de un mes" los pacientes de coronavirus pueden volver a situarse en el pico máximo de 1.500 ingresados.

Restaurantes, comercios y ocio

También se cerrarán los centros comerciales y los locales más grandes de 800 metros cuadrados (que podrán adaptarse y abrir limitando la superficie). Los establecimientos minoristas solo pueden abrir si tienen menos de 800 metros y con un aforo del 30%. Los actos religiosos también se limitan a este aforo. Los restaurantes permanecerán cerrados, solo con la opción de comida para llevar y a domicilio, con la excepción de los restaurantes de los hoteles para clientes o para trabajadores.

Se suspenden las actividades culturales. Cerrarán teatros, cines y auditorios mientras que los archivos, los museos y las salas de exposiciones o galerías pueden abrir al 33% de aforo. Las bibliotecas solo pueden abrir para recoger o entregar documentos en préstamo.

También se anulan todas las actividades de ocio, los extraescolares y las competiciones deportivas no profesionales. Lo mismo pasará con los parques y ferias de atracciones y las actividades lúdicas. Los parques y jardines, en cambio, estarán abiertos hasta las 20 h.

Educación y teletrabajo

En el terreno de la educación, se mantienen como excepción las escuelas de adultos y las oficiales de idiomas, que no se consideran extraescolares, y en cambio el Govern pide reducir la presencialidad en Bachillerato y FP  y seguir con las clases virtuales en la universidad. Solo se podrán hacer presenciales las actividades imprescindibles, como los exámenes o las prácticas. Las escuelas, en cambio, se mantienen abiertas.

El Govern también pide que se limite al máximo la movilidad de los trabajadores con el fomento del teletrabajo. "Si es imposible hacer teletrabajo, pues habrá que ser flexibles con los horarios", ha apuntado Budó. A pesar de estas medidas, el transporte público se seguirá ofreciendo al 100%, para evitar las aglomeraciones.

Ayuda de 300 millones adicionales

Aragonès ha remarcado que todas estas medidas se aplicarán conjuntamente con un nuevo paquete de ayudas económicas por valor de 300 millones de euros. De estos recursos, el vicepresidente económico ya ha detallado que 50 millones serán para ayudar al sector cultural, de ocio y deportivo y 50 millones más para los bares y restaurantes y ocio nocturno (que se suman a los 40 millones que ya se activaron hace 15 días).

Además, habrá 200 millones de euros destinados directamente "a las personas que lo pasan mal", ha dicho Aragonès, es decir, a Servicios Sociales, para ampliar la Renda Garantida de Ciutadania y para hacer aportaciones a los Bancos de Alimentos. Además también se destinará dinero a la industria, el sector agroalimentario y el turismo.

Para limitar los efectos sobre los más vulnerables el Govern también ha decidido limitar los desahucios durante el estado de alarma a través de un decreto ley. También se regulará el impacto del IRPF para los trabajadores que han tenido un segundo pagador como consecuencia de su entrada en un expediente de regulación.

Ayer miércoles fuentes del Govern ya confirmaron a este diario que las nuevas restricciones llegarían en forma de cierres perimetrales. De hecho, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insistió ayer en que el actual decreto de estado de alarma no permite hacer confinamientos domiciliarios de ningún tipo y remarcó que lo que sí se podían tomar eran medidas de control perimetral "estrictos". De este modo, a pesar de que muchos de los epidemiólogos y científicos recomendaban un cierre en casa, el Govern se habría inclinado finalmente por una fórmula que encaje dentro del actual decreto.

"Los confinamientos son mejor si son cortos y contundentes"

El + vist

El + comentat