Salud desaconseja hacerse un test rápido "como pasaporte" a las comidas de Navidad

Llamamiento para mantener las medidas de higiene también en la intimidad para evitar rebrotes en las fiestas

"No podemos poner un policía en cada casa pero no hace falta". Así se expresaba este lunes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la presentación de la campaña estatal de sensibilización de cara a la primera Navidad pandémica. El gobierno español mantendrá controles aleatorios en cuanto a la movilidad estas fiestas –como ya se está haciendo durante el puente de la Inmaculada–, pero confía en que sean las familias las que obliguen al cumplimiento de las restricciones que han establecido las comunidades autónomas. En la misma dirección se ha expresado el secretario general de Salud, Marc Ramentol, con la consigna de que "a la policía la puedes engañar, al virus no".

Bajo el lema "El mejor regalo es cuidarnos", el ministerio de Sanidad ha desplegado un spot en el que se ve a una familia cumpliendo con todas las medidas de seguridad de cara a la cena de Navidad: lavarse las manos con agua y jabón, ventilar espacios cerrados, distancia de seguridad –las dos unidades familiares comen con la puerta abierta del rellano, sin mezclarse–, y uso de mascarilla siempre que sea posible. Illa cree que las medidas que están sobre la mesa "ya son muy drásticas" y ha considerado que no es el momento de abrir el debate de ampliarlas. En este sentido, ha recordado que con las comunidades acordaron "no moverse de la propia comunidad autónoma" excepto en el caso de reagrupamientos familiares o de personas próximas.

El ministro no ha querido entrar en la letra pequeña de qué son exactamente las "personas próximas", el término allegados que recoge el acuerdo del consejo interterritorial de salud para poner excepción a la movilidad entre comunidades autónomas estas fiestas, y ha confiado en todo momento en la responsabilidad personal. Como ejemplo, ha recordado el caso de un autobús en Santander en el que los viajeros se negaron a empezar el trayecto si uno de los pasajeros no llevaba mascarilla y al final se llamó a las autoridades para que se lo llevaran. "La gran arma para que se lleven a cabo las restricciones es la concienciación de que con el covid-19 no se juega. Porque el no cumplimiento de las medidas por parte de un ciudadano afecta al resto", ha señalado.

Alerta sobre los tests de autodiagnóstico

En cuanto a la posibilidad de hacerse una prueba antes de la cena de Navidad, Illa ha alertado de que esto no es una garantía de no contagiar o no contagiarse. En concreto, ha mandado un mensaje de alerta sobre los nuevos tests de autodiagnóstico de coronavirus que la Comisión Europea ha autorizado y que, por lo tanto, las farmacias pueden comercializar siempre que se hagan en casa y el paciente tenga una receta de un médico –a pesar de que en la práctica muchas farmacias los están vendiendo sin receta–. El ministro ha pedido "prudencia" porque se trata de unas pruebas que en caso de que den positivo es necesario dirigirse a un centro de salud para hacerse una PCR de confirmación. "Estos tests no son ningún pasaporte para no cumplir las medidas de prevención", ha dicho a su vez la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio.

Ahora bien, el ministerio de Sanidad tiene previsto decidir durante esta semana si al final permitirá a las farmacias que hagan tests de antígenos, la herramienta que últimamente está resultando más eficaz para controlar los contagios porque son mucho más rápidos y baratos que las PCR. Cuando le han preguntado por este asunto, Illa ha detallado que están estudiando las propuestas que han hecho diferentes comunidades encabezadas por la Comunidad de Madrid y que, después de haber pedido diferentes informes, espera "poder tomar una decisión esta semana si es posible".

En este sentido, Ramentol ha desaconsejado el uso de los tests rápidos de antígenos "como pasaporte para una comida familiar" de Navidad que descarte el positivo. En una comparecencia de prensa, ha explicado que si bien la prueba es un gran instrumento de diagnóstico, también es cierto que hay que saber usarla correctamente. En todo caso, el número dos del departamento ha insistido en que la estrategia actual de la conselleria es reforzar la búsqueda activa de casos, con campañas de cribaje, informa Marta Rodríguez Carrera.

El + vist

El + comentat