PANDÈMIA

Los enfermos de covid con niveles altos de azúcar en sangre tienen más riesgo de ingresar en la UCI y de morir

Un estudio insta a monitorizar si los pacientes tienen hiperglucemia cuando llegan al hospital, sean diabéticos o no

El paciente que suele ingresar en cuidados intensivos por coronavirus acostumbra a ser un hombre, de más de 60 años y con patologías previas. Este perfil se mantiene desde la primera oleada y, poco a poco, la literatura científica desgrana cuáles son estas enfermedades de base que condicionan el pronóstico y la recuperación. Ahora, un estudio retrospectivo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) confirma que sufrir hiperglucemia –los niveles de glucosa en sangre son excesivos– se asocia a más necesidad de ventilación mecánica, más riesgo de ingresar en la UCI e, incluso, más riesgo de morir. Los resultados de la investigación se han publicado en la revista académica Annals of Medicine

El objetivo principal del estudio, que se ha hecho en varios hospitales españoles, es evaluar la relación que hay entre los niveles de glucosa en sangre y la mortalidad hospitalaria en pacientes covid que han necesitado ingresar en un hospital. Para hacerlo, el grupo de investigación evaluó datos clínicos de un total de 11.312 pacientes que habían requerido hospitalización convencional y los clasificaron en tres grupos según sus niveles de glucemia cuando llegaron. 

Después de ajustar los parámetros por edad y otros factores como la diabetes o la hipertensión, el grupo constató que la probabilidad acumulada de mortalidad es significativamente más alta en pacientes con hiperglucemia en comparación con pacientes que no tienen niveles tan elevados. De los 11.312 pacientes, el 18,9% tenían diabetes y el 20,4% murieron durante la hospitalización. La tasa de mortalidad hospitalaria fue del 15,7% con pacientes con glucemia por debajo de 140mg/dl; del 33,7% para aquellos que la tenían entre 140 y 180, y del 41,4% en los pacientes con 180 mg/dl de glucemia.

Así, los investigadores concluyen que la detección de hiperglucemia, tanto si los pacientes tienen diabetes o no, y el tratamiento temprano a esta alteración "tienen que ser obligatorios en la gestión de pacientes hospitalizados con covid". Es decir, que, independientemente de si el paciente tiene diabetes o no, nunca se tiene que pasar por alto si la persona presenta hiperglucemia en el momento de la admisión. 

El coordinador del estudio y del Grupo de Diabetes, Obesidad y Nutrición de la SEMI, el doctor Javier Carrasco, ha recomendado que todos los pacientes con covid-19 sean evaluados de glucemia y que, en caso de presentar datos elevados, se consulte con el médico. "Los pacientes diabéticos podrían requerir intensificar el tratamiento en las primeras fases de la enfermedad y en los pacientes no diabéticos podría ser necesario iniciar el tratamiento", ha explicado.

Esta investigación forma parte de las más de 70 en marcha relacionadas con el Registro SEMI-COVID-19, que contiene datos de más de 17.000 pacientes con infección por coronavirus y la participación de casi 900 médicos internistas de 214 hospitales de todo el Estado.

El + vist

El + comentat