Crece la presencia de restos genéticos del coronavirus en las aguas residuales

El análisis de las depuradoras revela la expansión del virus y el impacto de las medidas restrictivas

El proyecto de investigación Red de Vigilancia del SARS-CoV-2 en aguas residuales, puesto en marcha el julio pasado por la Agència Catalana de l'Aigua, el ICRA, la Universitat de Barcelona y Eurecat, evidencia la presencia "generalizada y creciente" de restos genéticos de virus en las aguas residuales. A través de una aplicación que analiza cada semana las aguas residuales del 80% de estaciones depuradoras catalanas (EDAR), un total de 56, el departament de Salut ha detectado concentraciones elevadas de SARS-CoV-2. Los resultados se corresponden con la evolución de la pandemia en Catalunya, que ha empezado a disminuir a pesar de que todavía hay 5.000 contagios diarios. 

Cuando la red empezó a funcionar solo se detectaban concentraciones altas en las depuradoras que asistían la población de Lleida y Fondarella, coincidiendo con el brote de principios de julio en el Segrià y el Pla d'Urgell, según informa Efe. La expansión de la pandemia se ve reflejado en el incremento de las concentraciones a mediados de agosto en la mayoría de EDAR de Barcelona y Girona, sobre todo en las localidades de costa que acogen más turismo estival.

Los resultados del proyecto han permitido que Salut y el Procicat dispongan de información anticipada y activen los mecanismos y acciones que consideren necesarios para reducir el riesgo de contagio.

El + vist

El + comentat