El agente que disparó contra el sintecho ya había sacado la pistola cuando la víctima intentaba huir

Un vídeo de los hechos evidencia que el guardia urbano perseguía al hombre con el arma en la mano

El agente de la Guardia Urbana que disparó contra Marjan, un hombre sin hogar de 43 años, este sábado en el Passeig de Sant Joan de Barcelona ya había sacado la pistola cuando la víctima intentaba huir. Imágenes de los hechos recogidas por el ARA contradicen el relato del teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento, Albert Batlle, que aseguró que el agente sacó el arma y efectuó dos disparos justo después de que el hombre intentara agredirlos.  

Los vecinos, indignados con el tiroteo de la Guardia Urbana al sinhogar : "Era inofensivo"

Un vídeo grabado por un vecino muestra cómo Marjan, de 43 años, intenta huir mientras lo persiguen cuatro agentes, uno de ellos con el arma en la mano. Acorralado por un furgón, el hombre avanza hacia los agentes, y el guardia urbano, a una distancia de unos dos metros, lo abate con un disparo en el abdomen.

En las imágenes se puede apreciar que, en el momento de los disparos, la víctima llevaba una bolsa colgando de un brazo, donde según la Guardia Urbana llevaba también enganchado con cinta adhesiva el cuchillo de grandes dimensiones que desencadenó la acción policial. Las imágenes no muestran que el sintecho esgrima el cuchillo contra el agente que lo disparó.

El director de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer, ha asegurado a Catalunya Ràdio que la actuación policial que acabó con los disparos de un agente de la Guardia Urbana contra una persona sin hogar en Barcelona es "compleja" y que ahora lo están investigando. La persona herida, que  tenía una orden de busca y captura de un juzgado de Algeciras, continúa bajo custodia policial en el hospital, en estado crítico, mientras se espera que avance la investigación. Ferrer ha apuntado que los responsables políticos no tienen por qué saber los motivos que hacen que esta persona esté en busca y captura y que ahora se están contrastando. Ha dicho, también, que saber si el sintecho llevaba o no un cuchillo "forma parte de la investigación".  

Los testimonios de los vecinos

Algunos vecinos de la zona han expresado al ARA su indignación por cómo se sucedieron los hechos,  puesto que hacía meses que conocían al hombre y lo califican de persona tranquila y nada agresiva. "Lleva aquí desde el verano, ahora hará cuatro meses. Dormía en un banco del Passeig de Sant Joan con Ausiàs March y se pasaba todo el día de pie junto a la peluquería. No bebía nunca alcohol. Estamos muy indignados con lo que ha pasado. No me puedo creer que se pusiera agresivo con nadie", explica Àngela González, que lleva la peluquería donde él acostumbraba a pasar la mayor parte del día.

El + vist

El + comentat