El proyectil encontrado en la playa de Sant Sebastià de Barcelona es de 1936 y contiene 70 kg de explosivos

La bomba, muy volátil, será detonada hoy por la armada española que la quiere trasladar más lejos

Los buceadores de la armada española ya están en Barcelona, donde hoy tienen previsto explosionar el proyectil de la Guerra Civil encontrado ayer en la playa de Sant Sebastià de la Barceloneta. El artefacto, de 1,10 metros de alto y 80 centímetros de diámetro, fue localizado en el fondo del mar, a unos 25 metros de la playa, por un agente fuera de servicio del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que se estaba bañando en la zona.

Según la Guardia Civil, la bomba es de 1936 y contiene 70 kilos de trilita, un compuesto químico altamente explosivo conocido como TNT. Todo apunta por tanto que podría tratarse de uno de los obuses que la aviación italiana de Mussolini lanzó en la capital catalana durante la Guerra Civil. Como se trata de un explosivo altamente volátil, los especialistas quieren detonarlo más lejos de la línea de playa y están estudiando la mejor manera de desplazarla. Una de las opciones, según informaron fuentes de la Guardia Civil, es elevar el proyectil con un globo submarino y trasladarlo mar adentro antes de hacerlo detonar.

El hallazgo obligó ayer a cerrar al público la playa de Sant Sebastià, una de las más concurridas de la ciudad. Los encargados de hacer explosionar de manera controlada la bomba serán buceadores de la armada española, que ayer zarparon de la base de Cartagena (Murcia) y llegaron a Barcelona hacia la 1:20 h de la madrugada. Este lunes la Guardia Urbana ha ampliado el perímetro de cierre que se extiende por la playa de San Sebastián y llega hasta la plaza del Mar.

Los especialistas están reunidos desde primera hora de la mañana para decidir cuándo inician la neutralización del artefacto y cómo hacerlo. La reunión se celebra en la Barceloneta, junto al Club Natación Barcelona, muy cerca de la playa de Sant Sebastià, según fuentes del instituto armado.

En los últimos meses la Guardia Civil ha detectado y destruido dos proyectiles de artillería en Tàrrega y un proyectil y una granada de mortero en la Conca de Dalt, todos procedentes de la Guerra Civil. El verano pasado la unidad de artificieros de Cartagena ya tuvo que desplazarse hasta Cataluña para detonar un obús que se había localizado en el mar, en la cala Ginesta de Sitges. El ejército también hizo explotar hace un año un obús que un grupo de submarinistas había encontrado en las islas Formigues, en el Baix Empordà.

Més continguts de

El + vist

El + comentat