PANDÈMIA

Las escuelas reabren con más docentes vulnerables en las aulas

Bargalló admite las “incertidumbres científicas” pero asegura que no se han planteado no volver a abrir

Las escuelas vuelven a abrir hoy después de veinte días de vacaciones. A pesar de las dudas que han expresado algunos expertos y los sindicatos de profesores, el conseller de Educación, Josep Bargalló, aseguró ayer a RAC1 que durante la última semana la Generalitat no se ha planteado “en ningún momento” mantener las escuelas cerradas. El conseller admitió que “científicamente hay incertidumbres y las habrá mientras dure la pandemia”, pero de momento las aulas abren y el objetivo es acabar el curso.

La reanudación de las clases tendrá lugar en un escenario muy diferente: ha empezado la campaña de vacunación, la pandemia se ha descontrolado -el 21 de diciembre había 1.837 ingresados por covid, 330 de los cuales en las UCI, y ahora son 2.356, 458 de los cuales muy graves- y se ha despedido a buena parte de docentes sustitutos porque se ha hecho volver a las aulas a un centenar de maestros y profesores que hasta ahora se consideraban vulnerables al covid-19.

El junio pasado 12.800 personas manifestaron que eran vulnerables -mayores de 60 años, embarazadas, con enfermedades cardiovasculares e hipertensión, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas o cáncer-, pero después de las evaluaciones médicas durante el verano la cifra se redujo hasta los 1.700. A la mayoría se les adaptó el puesto de trabajo, pero unas 800 personas se tuvieron que quedar en casa. Después de un trimestre de baja, sin embargo, uno de cada ocho maestros y profesores que estaban en casa porque era un riesgo que se relacionaran con alumnos tienen que volver a las aulas. Uno de estos casos es S.G. -prefiere mantener el anonimato-, que es maestra de infantil y tiene diagnosticado un nivel de riesgo de 3 sobre 4 debido a un asma bronquial moderado-grave no controlada.

My sensible al virus, pero “apta”

El 31 de agosto recibió un mail en el que la calificaban de “especialmente sensible” al virus, pero la consideraban “apta” si se hacían adaptaciones y restricciones a su puesto de trabajo. “Es imposible ser maestra de P3 y estar a 1,5 metros de los niños, porque les tenemos que limpiar los mocos, cogerlos...”, afirma. La escuela la cambió de curso y la pasó a 1º de primaria. Cuando ya tenía el aula casi a punto, el 8 de septiembre recibió un mail del departamento de Educación informándola de que le proponían la incapacidad temporal porque los informes médicos establecían que no podía tener una atención directa con los alumnos, un “golpe duro” que afrontó con resignación. Ha estado tres meses en casa, sin trabajar y pendiente del Instituto Catalán de Evaluaciones Médicas (ICAM), hasta que a mediados de diciembre la llamaron para avisarla de que tenía que volver a clase en enero.

“La misma doctora que en septiembre me había dicho que no podía estar con niños ahora me ha dicho que puedo trabajar con restricciones, como por ejemplo mascarilla, pantalla facial, distancia de 1,5 metros, higiene de manos y ventilación”, explica S.G. Según ella, no hay ningún criterio médico que justifique el cambio -porque sigue siendo asmática- sino económico. Los docentes vulnerables que, como S.G., estaban en casa con permiso de deber inexcusable han cobrado este trimestre, de forma que el departamento ha tenido que asumir estas nóminas y también las de los sustitutos. Hasta el día 21 de diciembre. “Echaron a los sustitutos el último día de clase para no pagarles las vacaciones de Navidad, y, si hace falta, los volverán a contratar en enero. Es un despropósito: es gracias a los sustitutos que el trimestre ha podido salir adelante y ahora no se los valora”, denuncia S.G.

Según fuentes del departamento consultadas por el ARA, nombrar a un sustituto sin que el docente titular tenga una baja médica era una medida “absolutamente excepcional”, porque conlleva pagar dos nóminas por un mismo puesto de trabajo, una situación “que no se puede mantener en el tiempo”. Las mismas fuentes indican que la alta concentración de casos de personal sensible al inicio de curso provocó la sustitución de personas sin baja médica mientras se valoraba la incapacidad temporal o la adaptación del puesto de trabajo. Ahora los docentes que no tengan una baja tendrán que volver a la escuela, con epis u otras adaptaciones del puesto de trabajo.

Los sindicatos quieren 15 días más

Todo ello ha provocado muchas críticas de los sindicatos de educación, como la USTEC, Intersindical-CSC, CSIF, CCOO i ANPE, que también han reclamado un aplazamiento de la reapertura de los centros de al menos 15 días, para esperar el efecto de las restricciones. El viernes la USTEC trajo carbón a la consejería por su gestión de la pandemia y volvió a criticar los despidos de los sustitutos para ahorrarse sueldos. Con las escuelas abiertas de nuevo, la gestión diaria de la pandemia seguirá marcando el día a día de los centros.

Catalunya ya tiene 63.731 personas vacunadas

Catalunya ha superado este fin de semana las 60.000 personas vacunadas. En concreto, según la última actualización del departamento de Salud, ya son 63.731 las personas que han recibido la primera dosis de la vacuna del covid-19. Son 10.388 vacunados más en 24 horas, a pesar de que el temporal de nieve Filomena no permitió la vacunación en las Terres de l'Ebre o en la ciudad de Lleida. Catalunya recibió la primera gran remesa de 60.000 vacunas el martes 29 de diciembre. Esta semana se ha producido una aceleración en el ritmo de vacunación importante, vacunando a 10.000, 13.000 y 16.000 personas por día. Mientras crece el número de vacunados, sin embargo, el covid-19 sigue haciendo estragos. Ayer había 2.356 pacientes ingresados en los hospitales, los mismos que el sábado, y 458 personas en la UCI. Se registraron 13 nuevas muertes y la cifra total es de 17.558. La velocidad de propagación del covid-19, el Rt, bajó una décima y se sitúa en 1,34, mientras que el riesgo de rebrote también disminuyó, en este caso 64 puntos, hasta los 576. El 10,88% de las pruebas de la última semana han dado positivo.

El + vist

El + comentat