La Generalitat interviene un geriátrico en Segur de Calafell con 62 ancianos positivos

Dos residentes contagiados han muerto y Asuntos Sociales ha abierto un expediente a la gestora

El departamento de Salud ha intervenido la residencia para ancianos Calafell Park, en Segur de Calafell, por la situación crítica en la que se encuentra debido a un brote de covid-19 que ya ha afectado a 82 personas, de las cuales 62 son ancianos residentes y 20 trabajadores del centro. La dirección general de la Autonomía Personal y la Discapacidad firmó el jueves la resolución para actuar ante la situación sanitaria y encargar la dirección y la gestión del centro provisionalmente a la Fundació Privada Sociosanitària y Social Santa Tecla, que forma parte de la Xarxa Santa Tecla.

"Esta intervención tiene el objetivo principal de hacer un plan de actuación que garantice la viabilidad técnica de la residencia tanto en aspectos sanitarios como sociales, organizativos y de gestión de calidad, a corto y medio plazo", señala la conselleria en un comunicado. Hasta ahora, el geriátrico estaba en manos de Acebi, a quien el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias ha abierto un expediente sancionador después de visitar el centro y comprobar la situación en la que está. El servicio de inspección del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias y Salud Pública ha constatado la necesidad de abrir un expediente que podría suponer una sanción a la gestora del centro u otras medidas.

Salud ha informado de que las dotaciones de personal que sean necesarias para el buen funcionamiento del geriátrico las aportará la fundación –si bien estará condicionada a la realización de una auditoría integral inicial que permita determinar el estado de la situación de la residencia–, y la plantilla actual quedará bajo su dirección.

El brote en la residencia de Calafell se detectó el 24 de septiembre, cuando tres usuarios presentaron sintomatología compatible con el covid-19. Las PCR dieron positivo y tres días después se desplegó un cribaje al resto de residentes y trabajadores. Si bien inicialmente se identificaron 28 positivos, las pruebas han constatado que el coronavirus se ha extendido por buena parte del centro, ha causado infecciones asintomáticas y ha afectado a más de la mitad de los residentes.

En el geriátrico viven un centenar de ancianos y de los 62 contagiados han muerto dos. El Servicio de Vigilancia Epidemiológica, a través del CAP de referencia situado en el término municipal de Calafell, está haciendo pruebas serológicas a los usuarios y trabajadores para disponer de más detalles de la infección.

El + vist

El + comentat