Los terroristas del 17-A: "Con vuestro dinero nos preparamos para mataros"

El juicio de los atentados arranca con unos vídeos de los miembros de la célula preparando explosivos

"Con vuestro dinero nos preparamos para mataros. El problema lo tenéis vosotros, no nosotros. Cada gramo de este hierro se pondrá dentro de vuestras cabezas o de las cabezas de vuestros hijos o de las de vuestras mujeres". Es una de las frases que dice Mohamed Hichamy, uno de los terroristas del 17-A, dirigiéndose a la cámara entre risas en un vídeo grabado cuando preparaban explosivos en Alcanar antes de que estallara el chalé. Las imágenes se han visto esta mañana en la primera sesión del juicio por los atentados terroristas del 17 y el 18 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils. La Fiscalía ha pedido reproducir los vídeos después de que uno de los acusados, Mohamed Houli Chemlal, herido en la explosión de Alcanar, anunciara que no declararía –a pesar de que al final ha respondido a algunas preguntas de su abogada.

Las imágenes, grabadas por Houli, muestran a Hichamy –abatido en el atentado en Cambrils–, Youssef Aalla –muerto en la explosión de Alcanar– y Younes Abouyaaqoub –conductor de la furgoneta en el atentado en la Rambla y abatido en Subirats– manipulando unos cinturones de explosivos. "Nos han escogido entre millones de hombres para traeros sangre. Alá nos ha prometido el paraíso y a vosotros el infierno". Son palabras de Hichamy y Aalla que pronuncian en castellano y árabe (que en el juicio ha traducido un intérprete). Pero cuando dicen: "Os arrepentiréis de haber nacido", entonces se dirigen en catalán a los Mossos. "Sobre todo vosotros, Mossos d'Esquadra. Malnacidos, cabrones. Os estáis metiendo en un berenjenal que no sabéis dónde os ponéis", expresa Hichamy con un tono burlón que mantiene todo el rato.

"El musulmán tiene la dignidad y la fuerza con el poder de Dios", asegura Aalla. En otro vídeo Abouyaaqoub, con un cinturón de explosivos delante, dice: "Esto, hermanos, no cuesta nada de hacer. Solo hace falta tener fe en Alá y tener un odio exagerado. El presupuesto no supera los 15 o los 20 euros". "Y hace mucho daño", añade Houli riendo. A continuación Hichamy enseña una granada de mano "improvisada pero que hace su trabajo". Hichamy matiza: "El presupuesto de cada una no sé de cuánto es", porque se vanta de haber sacado este material de la empresa donde trabaja. En otras imágenes Abouyaaqoub lleva un cinturón de explosivos y se repiten las risas con comentarios como "Bum" o "Te queda bien".

Inicio accidentado

Los vídeos se han reproducido cuando hacía poco que había empezado el juicio, pocos minutos después de las 10 de la mañana. El arranque ha sido accidentado, porque el juez que preside la sala, Alfonso Guevara, ha tenido que hacer un cambio de sillas después de que el abogado de uno de los acusados dijera que no quería estar junto a la Fiscalía, que era el lugar donde le había tocado sentarse. Esto ha provocado un tira y afloja entre el juez y el abogado. Guevara también ha levantado la voz –"No tiene la palabra nadie", ha repetido– para evitar que los abogados plantearan cuestiones previas. El magistrado ha querido ir al grano y enseguida ha llamado los acusados para que declararan desde el cubículo de vidrio que los separa de la sala para seguir el juicio. Los tres solo han querido responder a las preguntas de sus abogados.

"Siempre he declarado e incluso una vez voluntariamente", ha asegurado Houli, que se ha remitido a sus declaraciones anteriores en fase de instrucción. También ha añadido que "siempre" ha mostrado su voluntad de colaborar y su arrepentimiento. Ha sido en este momento cuando la Fiscalía ha pedido que se exhibieran los vídeos y también las fotos en las que se ve a los terroristas preparando los explosivos en Alcanar. A continuación la abogada de Houli le ha hecho algunas preguntas que él ha respondido para intentar desvincularlo de la célula de Ripoll, pero finalmente ha insistido en que no quería declarar más.

Los dos otros acusados en el juicio del 17-A –Driss Oukabir, que se habría desdicho en el último momento del plan de atentar, y Saïd ben Iazza, que habría facilitado la compra de explosivos– solo han respondido a las preguntas de sus abogados. Oukabir se ha desvinculado de la célula de Ripoll y ha mantenido que dio su documentación para alquilar las furgonetas porque le habían dicho que querían hacer una mudanza. Iazza ha declarado que solo conocía a los miembros del grupo terrorista "como clientes" y que le manifestaron que necesitaban su furgoneta para comprar "productos de limpieza". En esta primera sesión también ha declarado el mosso de esquadra que lideró la investigación policial de los atentados.

El + vist

El + comentat