Maestros y alumnos se contagian el doble fuera de la escuela que dentro

Ramentol avanza que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en primaria al menos quince días más

Cuando el personal docente se hace una PCR porque ha estado en contacto con algún contagiado fuera de la escuela, el 7,2% de los resultados son positivos, mientras que si estos profesionales se hacen la PCR porque han sido contactos estrechos dentro del ámbito escolar, el porcentaje de positividad cae hasta el 2,6%, menos de la mitad. Este patrón, que se repite en todas las franjas de edad escolar, desde infantil hasta los profesionales de los centros, es una nueva evidencia que permite a los departamentos de Educación y Salud defender "con datos que la escuela continúa sin ser una fuente de contagio del virus". 

Lo ha explicado este miércoles el secretario general de Salud, Marc Ramentol, después de analizar las 100.000 pruebas PCR que se han hecho durante las tres primeras semanas de curso a personas del censo escolar (alumnos y profesionales). Aproximadamente la mitad se han hecho fuera de la escuela, a personas que tenían síntomas o bien eran contactos estrechos de un positivo no escolar. La otra mitad se han hecho dentro del ámbito de la escuela, por cribaje en el centro o porque se han producido contactos estrechos dentro de la escuela o el instituto. Y los datos han constatado que "cuando se buscan contagios dentro de la escuela se encuentran muchos menos que cuando se buscan fuera", ha dicho Ramentol. Los centros, por lo tanto, actúan como una especie de cortafuegos del virus, más que de amplificador.

Así, la tasa de positividad de las PCR dentro del centro es del 2,5% en infantil y del 3% en primaria, mientras que fuera de la escuela se eleva hasta el 4% y el 5%, respectivamente. En la ESO y bachillerato pasa lo mismo: las PCR positivas dentro de los centros son la mitad de las que se hacen fuera del centro. En secundaria, un 3,3% de los alumnos están contagiados si la PCR se ha hecho dentro del ámbito escolar y un 5,9% si se ha hecho fuera, mientras que en bachillerato la cifra es de un 3% de positivos dentro del centro y supera el 6,4% de contagios fuera del ámbito escolar. "En todas las franjas de edad, el contagio dentro de las escuelas continúa mostrándose muy inferior al contagio que se produce fuera de los centros", ha asegurado Ramentol.

Según el Govern, estos datos demuestran dos cosas: una, que no se puede concluir que en los grupos burbuja de ESO y bachillerato haya más transmisión que en infantil o primaria, como ayer denunciaron los sindicatos, porque los porcentajes de positivos son bastante similares; y dos, que se ha podido detectar uno de los puntos débiles del sistema escolar, que son los profesionales externos. Esta categoría profesional, que incluye básicamente a las trabajadoras de la limpieza, es la que tiene el porcentaje de positivos notablemente más alto que el resto –un 7,5% dan positivo si la PCR se hace fuera del ámbito escolar y un 5,4% si se hace dentro del centro–. "Nos pone de manifiesto la necesidad de reforzar las medidas de protección del personal externo", ha constatado Ramentol.

Los confinamientos han afectado al 3% de los alumnos

En todo caso, el Govern ha sacado pecho de la reapertura de las escuelas, porque el 97% de los alumnos han podido ir cada día y sin interrupciones –no ha habido ningún contagio–. Desde el inicio se han confinado 2.261 grupos escolares (el 3% del total), de los cuales 1.096 ya se han desconfinado y han vuelto a clase. De hecho, se prevé que la semana que viene se desconfinen 900 grupos más. El pico de grupos confinados se produjo el 3 de octubre, cuando hacía 15 días que los alumnos habían empezado el curso, con 1.303 grupos aislados, mientras que hoy son 1.165, de forma que es la primera vez que el balance de grupos confinados recoge menos aislamientos que los días anteriores.

¿Cómo puede ser que pase esto mientras a nivel comunitario se dispara el riesgo de rebrote? Ramentol ha explicado que hay brotes excepcionales, como el de Tortosa, que hacen crecer mucho el riesgo de rebrote pero que no se producen, como pasa en la mayoría de casos, dentro de los ámbitos familiares y sociales. "Un brote en el ámbito laboral tiene un comportamiento diferente y esto se refleja en el perfil de positivos que encontramos. Eso podría explicar por qué las escuelas no lo reflejan", ha expresado. En ningún caso, ha dicho Ramentol, se está produciendo una "infradetección" en las escuelas. De hecho, ha dicho que se han hecho casi tantas PCR en tres semanas a la población escolar como las que se habían hecho en los últimos siete meses. Precisamente porque la situación no está controlada a nivel general, el número 2 de Salud ha avanzado que lo más probable es que la mascarilla siga siendo obligatoria en primaria. "Me atrevo a avanzar que si la tónica es la misma no lo desescalaremos", ha confirmado, a pesar de que ha dicho que la tasa de positividad entre infantil (2,6%), donde no llevan mascarilla, no presenta "diferencias significativas" con primaria (3,1%), donde sí que tienen que llevar. 

El + vist

El + comentat