La manifestación contra el toque de queda suma a los negacionistas en Barcelona y acaba en disturbios

Los Mossos d'Esquadra han dispersado a los manifestantes y hay al menos un detenido

La manifestación convocada por la CUP, Arran y otras plataformas contra el toque de queda nocturno que estaba convocada en Barcelona ayer al anochecer –igual que en la mayoría de ciudades catalanas– acabó sumando también la participación de varios grupos negacionistas. Unas 800 personas en total se reunieron en la Plaça Sant Jaume, y lo que tenía que ser una concentración se acabó convirtiendo en una marcha improvisada por el casco antiguo de la ciudad en la que se registraron algunos disturbios.

Varios manifestantes tiraron contenedores al suelo durante el transcurso de la movilización y tiraron objetos contra el cordón policial de los Mossos d'Esquadra, que acabaron dispersando a los manifestantes utilizando la técnica policial del carrusel, que consiste en hacer girar las furgonetas a gran velocidad en la zona donde se estén produciendo incidentes. Al menos una persona quedó detenida.

Poco antes de que empezaran los disturbios, la CUP y Arran dieron por acabada la protesta, que denunciaba la "privación de derechos" a raíz del toque de queda. "Más sanitarios, menos militares" o "Recuperemos las calles. Vida antes que capital" se leía en los carteles desplegados en la Plaça Sant Jaume. Las dos formaciones criticaron que la restricción no vaya acompañada de otras medidas, como por ejemplo la suspensión de los desahucios o más inversión en sanidad y educación.

El + vist

El + comentat