Pandèmia

Catalunya supera el pico de contagios de la segunda oleada

Salud integra la sanidad privada en la red pública para "anticiparse" a un aumento de ingresos covid

Catalunya ha superado el pico de contagios de coronavirus de la segunda oleada, según ha anunciado este viernes el departamento de Salud. "Es el resultado de la aplicación precoz de unas medidas muy duras y contundentes, pero efectivas para controlar el crecimiento de los contagios, pero hay que recordar que en el ámbito asistencial continuamos con una elevada presión que afecta a la sostenibilidad de las actividades ordinarias de nuestros centros públicos de salud", ha señalado el secretario general de Salud, Marc Ramentol.

Los hospitales están soportando todavía una carga de ingresos demasiado elevada, tanto en plantas convencionales como espacios covid. A pesar de que se está viendo una cierta desaceleración en el ritmo de hospitalizaciones, Salud es prudente, puesto que la recuperación de estos enfermos es lenta y los ingresos se van acumulando. "El efecto de las medidas es prematuro", ha advertido Ramentol. De momento, los últimos datos públicos informan de que actualmente hay 2.725 personas ingresadas en el hospital, 45 menos de las que había jueves, y 471 pacientes en camas de cuidados intensivos, 14 menos.  

Por este motivo, y como ya hizo en la primera oleada, el Servei Català de la Salut (CatSalut) ha aprobado una instrucción para integrar temporalmente los servicios de las mutuas laborales y los centros privados a la red pública. El objetivo es  ampliar la capacidad hospitalaria instalada hasta las 1.100 camas de críticos y anticiparse a la demanda de casos de covid-19. "Estamos en un escenario parecido al de la primera oleada y sabemos que la presión asistencial continuará aumentado las próximas semanas", ha argumentado Ramentol. 

A partir de mañana, sábado, los datos públicos incluirán las camas privadas que atienden a enfermos críticos de coronavirus. Actualmente, hay 542 personas con covid-19 ingresadas en camas de UCI en toda Catalunya, 70 en camas de la sanidad privada, que puede aportar aproximadamente un total de 200. Esto supone que el virus ocupa el 87% de toda la red de críticos disponible en el país. Ramentol ha indicado que la instrucción es muy parecida a la aprobada durante la primera oleada, cuando la integración, ha defendido, fue un "éxito".

El coordinador de la unidad de seguimiento del covid, Jacobo Mendioroz, ha explicado que esta tímida mejora se debe a las medidas desplegadas ahora hace dos semanas y que los próximos días y semanas se empezará a ver "el efecto sumatorio" del resto de restricciones. "Por ejemplo, reduciendo todavía más la tasa de reproducción, que es lo que nos interesa", ha apuntado el epidemiólogo. 

106 defunciones nuevas

Pero aunque algunos indicadores epidemiológicos evolucionan favorablemente, la segunda oleada todavía se vive de manera intensa en toda Catalunya. Después de semanas de gran transmisión y de un incremento de la presión hospitalaria, la consecuencia más dura de la epidemia vuelve a dar la cara: ya se está observando un aumento de las víctimas mortales. Solo este viernes se han reflejado en los registros 106 nuevas defunciones reportadas por las funerarias catalanas, la mayoría de ellas (95) entre el 3 y el 4 de noviembre. En nueve meses, el covid-19 ha causado 14.482 muertos, 1.098 el último mes. 

Defunciones

Muertes causadas por el virus (datos agregados de los últimos siete días)

El camino hacia la estabilización de la epidemia es muy lento a pesar de las restricciones a la movilidad y la interacción social. El ritmo de contagios (R), o la velocidad de propagación del virus, baja muy progresivamente por debajo del 1: ahora se sitúa en el 0,94 y esto significa que de cada 100 contagios todavía se generan 94 más. Pero a estas alturas se están diagnosticando 818 contagios cada 100.000 habitantes, una cifra que multiplica por 16 el valor que los expertos consideran lo suficientemente sólido como para controlar la transmisión del virus (50). Además, el riesgo de rebrote, que anticipa posibles crecimientos repentinos a catorce días ver, va disminuyendo (731 puntos) pero está muy lejos de los umbrales considerados seguros (100). 

De los tres indicadores que el Govern fija como prioritarios para controlar la curva y empezar a plantearse una flexibilización de las restricciones, solo se ha logrado uno y de una forma poco consolidada: bajar la R por debajo de 1. Los otros dos -reducir a un millar la cifra de contagios diarios y disminuir la presión en las unidades de cuidados intensivos, teniendo como máximo 300 pacientes ingresados- están lejos de cumplirse.

El departamento de Salud ha notificado este martes 4.796 nuevos contagios confirmados por PCR o test antígeno, cuatro veces más del objetivo marcado por las autoridades. La positividad de las pruebas, sin embargo, va a la baja y Mendioroz ha valorado este cambio: actualmente el 11,4% de las pruebas dan positivo, cuando hace una semana este indicador se disparó hasta el 13,4%.

En las residencias de gente mayor, un espacio muy vulnerable que las autoridades sanitarias priorizan en el control de la epidemia por las dramáticas consecuencias vividas en la primera oleada,  hay 1.293 positivos. Un total de 164 residencias (15,5% del total) han registrado algún caso esta semana. 

El + vist

El + comentat