El ministerio de Sanidad avisa de que las dosis de la vacuna para las comunidades no están fijadas

El gobierno central prevé que 1.400 millones de dosis lleguen a la Unión Europea

Hasta que Europa no autorice finalmente una vacuna, la estrategia de vacunación del Estado está sujeta a posibles cambios, según han matizado fuentes del ministerio de Sanidad este lunes. Si bien España cuenta con tener a "buena parte" de la población vacunada a mediados del 2021, puesto que en Europa las vacunas se repartirán en función de la "cuota poblacional" de los países y por eso el gobierno español calcula que le corresponderán un 10% del total de dosis, fuentes del ministerio de Sanidad prefieren ir con pies de plomo.

"El plan y la estrategia de vacunación no será fijo", han explicado fuentes del ministerio, que han reiterado que en función de la vacuna que Europa autorice primero, cuestiones como la selección de la "población prioritaria" o el reparto de las vacunas entre las comunidades autónomas pueden variar. Es por eso que desde el ministerio  se han sorprendido con los datos que ha anunciado este lunes la Generalitat. "Nos sorprende que se filtre el dato cuando apenas hemos empezado a discutirlo hoy [este lunes]. Son datos en estudio y en absoluto quiere decir que esto pase", han aseverado las mismas fuentes, que han insistido en que "no pueden cogerse como cifras finales".

El hecho es que, si bien el gobierno central y las comunidades trabajarán sobre unos criterios, entre ellos el de la densidad de población, los planes definitivos no se conocerán hasta que la Agencia Europea de Medicamentos dé el visto bueno a una vacuna y, por lo tanto, esta se pueda distribuir y administrar. Fuentes del ministerio de Sanidad explican que cada vacuna estará sujeta a unas condiciones –en función de los últimos ensayos clínicos de las compañías o de su logística– y que esto acabará de determinar el tipo de población que se vacuna primero, si bien habrá población prioritaria definida, como por ejemplo las personas mayores.

El gobierno español trabaja con la previsión que de los cerca de 1.400 millones de dosis que tendrían que llegar a la Unión Europea y que permitirían hacer 800 millones de inmunizaciones, el 10% sean para España. Por lo tanto, 80 millones de vacunas. Aun así, fuentes del ministerio de Sanidad insisten en que algunas podrían no tener autorización y que, por lo tanto, no quiere decir que se puedan utilizar todas.

¿Y por qué España ya trabaja en un plan de vacunación? "No podemos esperar a tener una vacuna para desplegar la estrategia", han apuntado las mismas fuentes, que han explicado que ante la situación de emergencia, en el momento en el que se autorice una vacuna ya tiene que estar "todo listo" para administrarla. 

Mientras  las investigaciones científicas de las farmacéuticas anuncian adelantos sobre la efectividad de las vacunas contra el coronavirus –la última en hacerlo ha sido AstraZenca asegurando que la vacuna de Oxford registra una efectividad de entre el 70% y el 90%–, Europa ya tiene en marcha las compras autorizadas. "Consiste en anticiparse a la producción", ha explicado la presidenta de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, este lunes en rueda de prensa. De hecho, en estos momentos Europa tiene siete vacunas encima de la mesa, cinco de las cuales ya con un contrato firmado y las otras dos "en un estado avanzado de la negociación", han apuntado desde el ministerio.

A diferencia de un procedimiento normal, en esta ocasión se ha decidido firmar ya los contratos para que cuando una de las vacunas que se están desarrollando se pueda utilizar, es decir, esté autorizada, ya haya dosis producidas. "No sabemos si todas conseguirán tener la autorización", ha reconocido Lamas, que ha matizado que "no estamos comprando un medicamento ya fabricado, sino que estamos compartiendo un riesgo con las compañías que están desarrollando estos medicamentos".

El + vist

El + comentat