Suspenden de funciones a dos 'mosses d'esquadra' que se rieron de una menor violada y la cuestionaron

La chica estuvo a punto de no acudir a la justicia porque las agentes no la creyeron

"Si te hubieran violado vendrías histérica, tirándote del pelo y mucho más afectada". Esta fue una de las frases que una agente de los Mossos d'Esquadra dijo a Joana –nombre ficticio– cuando fue a denunciar una violación a una comisaría del Maresme. Un caso que explicó el ARA en octubre de 2019 y que ha acabado teniendo consecuencias para las dos policías que atendieron a la chica, que entonces era menor. Según ha podido saber este diario, finalmente, después de que la división de asuntos internos analizara la queja que Joana hizo a los Mossos por el trato recibido, las dos agentes fueron amonestadas con una suspensión temporal de funciones. Desde el cuerpo policial no se ha especificado la duración de la sanción pero sí se admite que no actuaron bien y, por lo tanto, se sancionó a las dos agentes.

 "Tu narración de los hechos no es creíble. ¿Dónde tienes los moratones que muestran que has sido forzada?" "¿Por qué cuelgas ciertas fotos en Instagram?" "Si vas borracha pasan estas cosas". "Si eres capaz de perrear tienes que ser capaz de defenderte". "Si yo fuera tu madre..." "Muchas chicas vienen a hacer denuncias falsas, tú pareces una de estas". Son algunas de las frases que las agentes de la comisaría dijeron a la chica cuando fue a denunciar acompañada de dos amigas, todavía sin explicar lo que había pasado a su familia. Joana fue agredida sexualmente por dos chicos en una discoteca de Blanes en junio de 2019 y dos días después fue a denunciarlo. La conversación con las dos policías duró poco más de 15 minutos y después del trato recibido la chica tuvo dudas de seguir adelante con el proceso, puesto que salió "peor" anímicamente, "impactada y triste" por lo que había pasado.

El hecho de que su madre percibiera esa misma tarde que pasaba algo y pudiera descubrirlo a través de las amigas permitió que finalmente se presentara la denuncia contra los dos agresores. Posteriormente, en septiembre, se presentó una queja al cuerpo policial autonómico por la manera en que las dos agentes trataron a la menor. "No se creyeron nada de lo que dije, no paraban de cuestionarme y reírse", lamentaba Joana después de presentar la queja.

El + vist

El + comentat