SALUD

Los pacientes tienen la clave para transformar los hospitales concertados

La Unión presenta una veintena de ideas para mejorar la atención sanitaria

¿Qué significa transformar el sistema sanitario? En resumen: adelantarse a la irrupción de enfermedades y garantizar la autonomía de la población, que cada vez vive más años y sufre más afecciones crónicas. Esta es la dirección que defiende la Unión Catalana de Hospitales (la Unión), que agrupa el 95% de los centros concertados del país. La asociación analiza desde 2017 qué tendencias de futuro pueden servir como trampolín para la transformación del modelo asistencial catalán del futuro. Y este jueves la directora general de la asociación, Roser Fernández, presenta los resultados del proyecto +Futuro: nos movemos x las personas, una iniciativa para impulsar la reconstrucción del sistema sanitario concertado. En palabras de Fernández, la atención asistencial debe innovar con gestos sencillos, como tener más en cuenta la voz de los ciudadanos y las capacidades de los profesionales.

Bellvitge implanta por primera vez un corazón artificial total

“No sólo curamos, atendemos a personas. Por eso debe ofrecerse una atención más personalizada y más biopsicosocial”, explicó el miércoles al ARA la responsable de la Unión. De hecho, por “atención biopsicosocial”, remarcó, debe entenderse un tipo de abordaje que prevé el contexto familiar y social de los ciudadanos y la influencia que todo ello puede ejercer en su bienestar psicológico y emocional. Una revolución que pasa, inevitablemente, por la irrupción de disciplinas tecnológicas como el big data y la inteligencia artificial. O dicho de otra forma: la recogida de millones de datos —por ejemplo, opiniones, factores de riesgo e historiales clínicos— y la creación de algoritmos para que los profesionales tomen decisiones más ajustadas para cada paciente.

“La transformación digital no es una amenaza: nos permitirá hacer medicina de prevención y con más seguridad, más próxima y personalizada. Cuanta más información y precisión nos dé la tecnología —apuntó Fernández—, más valor tendrá el factor humano, que llega allí donde la máquina no puede llegar”. Una de las propuestas que planean en el aire es convertir los hospitales en espacios más quirúrgicos y menos médicos para posibilitar una atención más domiciliaria y más adecuada a situaciones de dependencia.

Fernández, además, aseguró que la mejora de la relación entre paciente y profesional es compatible con la irrupción de la tecnología: “Las consultas médicas deben poderse hacer por vídeo o chat, sin pedir hora a la atención primaria”. No obstante, la transformación sanitaria implica un cambio social. “De valores y de interacciones, que cuestan mucho de cambiar”, concluyó la responsable de la Unión.

Més continguts de