Salud

Un 20% de las mujeres con cáncer de mama pueden curarse con poca o cero quimioterapia

Un estudio identifica a las pacientes que responden mejor a los fármacos para también evitar cirugía

Una de cada cinco mujeres que sufren cáncer de mama en Cataluña desarrolla la enfermedad a causa de la acción de la proteína HER2, un receptor que favorece el crecimiento masivo de las células tumorales. Si bien ya existen dos tratamientos farmacológicos que se dirigen contra esta proteína e impiden que el cáncer avance, la respuesta al tratamiento es diferente en función de las pacientes. Un estudio internacional liderado por investigadores del Hospital Clínico y del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps) revela que un 40% de las afectadas por el cáncer HER2-positivo son ultrasensibles a los anticuerpos y responden tan bien al fármaco que este puede hacer desaparecer el tumor sin necesidad de utilizar quimioterapia, o de someterlas a tantas sesiones de radiación, incluso ahorrándoles el paso por cirugía.

"Con este estudio constatamos dos cosas. Por una parte, abrimos la puerta a identificar a las mujeres que pueden superar el cáncer sin necesidad de tanta quimioterapia y utilizando sólo los fármacos. Por la otra, demostramos que en un 50% o un 80% de los casos el tumor desaparece gracias a los anticuerpos y, por lo tanto, no tiene sentido hacer pasar a la paciente por cirugía", explica a ARA el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico y del equipo de genómica translacional y terapias dirigidas en tumores sólidos del Idibaps, Aleix Prat.

Identifican un tratamiento para el cáncer de endometrio más agresivo

El estudio internacional, en el que han participado expertos y pacientes de España, Italia y los Estados Unidos, valida el uso de un test genómico de los tumores de mama para distinguir a las mujeres que presentan el subgrupo oncológico HER2-positivo, ya que estas podrían eliminar la enfermedad haciendo uso únicamente de terapias biológicas, como la inmunoterapia o los fármacos anticuerpos. Unos tratamientos cada vez más personalizados que tienen como blanco las células tumorales y que no actúan contra las sanas, a diferencia de la quimioterapia. La investigación se ha publicado en la revista 'The Journal of the National Cancer Institute'.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en mujeres en todo el mundo y se estima que una de cada ocho mujeres lo sufrirá a lo largo de su vida. Aunque la mortalidad asociada va a la baja gracias a los programas de cribado y a la progresiva mejora de los tratamientos, sigue siendo la primera causa de muerte oncológica de mujeres en el Estado. De aquí que la incorporación de tratamientos dirigidos contra la proteína HER2 —que afecta al 20% de las mujeres con cáncer— suponga una revolución. De hecho, el Clínico asegura que esta terapia reduce en casi la mitad el número de recaídas.

"Aunque no todas las pacientes de cáncer de mama se benefician de este fármacos, en algunos de los casos vemos que el beneficio es extraordinario. Por lo tanto, era necesario preguntarse el porqué de esta heterogeneidad", indica Prat.  En un trabajo previo publicado en 2017, también coordinado por el jefe de Oncología Médica del Clínico y en el que participaron 151 afectadas, se demostró que un test genómico basado en 50 genes podía ayudar a identificar pacientes con cáncer de mama HER2-positivo y que estas respondían al tratamiento biológico. No requerían, pues, quimioterapia. " Con todo, estos eran datos preliminares y hacía falta más evidencia para implementar el test en la práctica clínica diaria", admiten desde el hospital. 

La mitad de los catalanes serán alérgicos en 2050

Los investigadores han colaborado con otros centros de los Estados Unidos e Italia para analizar los tumores de 422 pacientes con este tipo de cáncer de mama, y en los últimos dos años se hicieron cinco ensayos clínicos independientes en los que se evaluó el impacto de las terapias biológicas sin la administración de quimioterapia. Los resultados de este nuevo trabajo —subrayan desde el Clínico— confirman el hallazgo de 2017 y demuestran, por primera vez, que el test genómico puede predecir la supervivencia de las pacientes. "Hemos identificado mejor a las pacientes con tumores HER2-positivos que son ultrasensibles a las terapias anti-HER2, y podemos concluir que es el biomarcador con más validación clínica en este tipo de cáncer de mama que ha existido nunca", concluye Prat.

Més continguts de

El + vist

El + comentat