Las universidades podrán contratar a 11 personas por cada 10 jubilaciones para rejuvenecer las plantillas

Si una universidad no cubre todas las plazas vacantes, podrá ceder las sobrantes a otra más necesitada

Si la carta a los Reyes que ha hecho el ministerio de Universidades se cumple, las universidades españolas empezarán a recuperar el personal que han perdido desde los recortes, porque por primera vez no solo se cubrirán las jubilaciones de los profesores y del personal de administración sino que se podrá contratar a más personal. "Por cada diez personas que se jubilen, se podrá contratar a 11", ha asegurado el ministro, Manuel Castells, en un encuentro virtual con periodistas. Para revertir el envejecimiento de las plantillas, el gobierno español ha decidido incrementar la tasa de reposición en la universidad al 110%, como también pasa en el ámbito sanitario o jurídico.

A la vez, se autorizará que si una universidad o la misma administración no cubre todas las plazas, las pueda ceder a otra universidad de la misma comunidad autónoma más necesitada, puesto que el envejecimiento de las plantillas está condicionado por la edad de la universidad. Esto incluye también el personal de administración y servicios. "Sin el PAS, el resto no funciona", ha recordado el ministro. 

Los profesores universitarios alertan: "Estamos en una situación de precariedad absoluta"

La medida servirá para rejuvenecer las plantillas, un problema que hay que resolver urgentemente, teniendo en cuenta que el 90% del profesorado universitario se jubila en los próximos diez años. En 2010 se congeló la tasa de reposición y no se cubrían estas bajas y, aunque de manera progresiva ha ido subiendo hasta el 100%, solo servía para no perder personal. Para salvar la situación, las universidades recurrieron, básicamente, a los profesores asociados, una de las figuras más precarias de todo el sistema universitario, porque trabajan a tiempo parcial y durante más horas de las que cobran. 

Precisamente, ahora los asociados, así como el resto del personal docente e investigador, están a la espera de la aprobación del nuevo estatuto, que el ministerio está negociando y del cual ya se han publicado tres borradores, que han suscitado mucha polémica. Castells ha dicho que no existe todavía el consenso para aprobar la nueva ley, que tendría que "acabar con la precariedad", así que tampoco consta ninguna partida para estabilizarlos en los presupuestos de 2021. "No es que nos hayamos olvidado de los asociados, es que esto Europa no lo paga", ha dicho. Sí que podrán, sin embargo, "beneficiarse" del aumento de la tasa de reposición, porque si otros profesores, como los doctores, optan a las nuevas plazas que vayan saliendo, los asociados podrán aspirar a una de las vacantes que quedarán libres. 

462 millones en presupuesto (si se acaba aprobando)

Todo ello está previsto en  el presupuesto que esta semana ha aprobado el gobierno español y que ahora se tiene que debatir en el Congreso –es "donde están los Reyes de Oriente", ha dicho el ministro–. Castells ha sacado pecho porque el presupuesto en Universidades, a pesar de que es "modesto", se ha doblado para el año que viene: en total, serán 462 millones de euros, de los cuales casi la mitad provienen del fondo europeo para la recuperación. Un 3% se destinarán a "maquinaria", es decir, gasto de personal y funcionamiento, y el 97% "llegarán a la ciudadanía", ha dicho Castells. Una de las partidas más importantes son los 75 millones que se destinarán a la digitalización de las universidades, que ya recibieron 400 millones de los fondos de la UE a principios de curso. 

Los presupuestos entierran "la era neoliberal" con una contundente subida de impuestos a los más ricos

En este apartado, se reforzarán los sistemas informáticos y los "programas estratégicos", a pesar de que Castells ha afirmado que "todas las universidades están preparadas para pasar a online" y tienen la capacidad tecnológica para hacerlo. Las prioridades, pues, pasan por asegurar las dos patas más inestables: la formación del profesorado, que ha sido "muy desigual", y la conectividad de todos los estudiantes, dado que los hay que tienen "dificultades" para acceder a internet. "La cuestión no está en las universidades, está en los hogares de los estudiantes donde hay bolsas de precariedad", ha manifestado Castells, que ha dicho que entre un 1% y un 2% de los estudiantes no se pueden ni conectar. 

A parte, y gestionados por el ministerio de Educación, también se tienen que tener en cuenta los 1.260 millones de euros en becas, que se ampliarán tanto en la cuantía como en el número total de beneficiarios.

El + vist

El + comentat