Unos 315.000 hogares no podrán pagar los alquileres de mercado los próximos 15 años

Las entidades de vivienda piden mucha más inversión y rebajas fiscales para hacer más pisos sociales

Catalunya tiene un problema "estructural" con la vivienda digna. Este es el mensaje que han trasladado este lunes el Col·legi d'Advocats de Barcelona (ICAB) y las entidades que gestionan viviendas sociales, que han advertido de que, en los próximos quince años, 315.000 hogares quedarán "excluidos" del mercado y no podrán hacer frente al pago del alquiler.

En un informe, coordinado por la presidenta de la Fundació Hàbitat3, Carme Trilla, las entidades destacan que de todos estos hogares que sufrirán problemas, un 41% tendrían que ser atendidos con alquiler social (un total de 131.000 viviendas). Este alquiler social –que ahora mismo no existe– podría generarse en un 40% de viviendas de nueva construcción, es decir, haciendo 52.000 inmuebles en este periodo, a razón de 3.500 viviendas por año. "Es un reto mayúsculo como sociedad", ha advertido Trilla durante la presentación del estudio de Cohabitac Retos y limitaciones de la promoción y la gestión de viviendas de alquiler social en Catalunya.

El parque de alquiler social en Catalunya es del 1,6%, muy lejos del 15% que tienen la media de países de la UE

Actualmente el parque de alquiler social en Catalunya "es muy reducido", ha advertido Trilla, que lo ha cifrado en un 1,6% del total (47.000 pisos), muy lejos de la media europea, que se sitúa en el entorno del 15%. De hecho el catalán es uno de los datos más bajos de la Unión Europea y representa "una de las principales carencias" del sector en Catalunya, según el informe. Por eso, tanto los abogados como las entidades se han esforzado en subrayar la necesidad de "movilizar" cada vez más suelo para construir nuevas viviendas. También han remarcado que para conseguirlo hay que "reforzar de forma importante" las subvenciones a los promotores de alquileres sociales y ofrecerles mejoras fiscales, como por ejemplo un IVA reducido al mínimo, hasta el 4%. El estudio también resalta el escaso presupuesto público destinado a políticas de vivienda: un 0,1% del PIB catalán, lejos del 0,6% de media en la Unión Europea.

"El descenso del número de hogares con la vivienda totalmente pagada se traducirá en un incremento de la fragilidad y la vulnerabilidad residencial", ha alertado Trilla. Ante esto, las entidades también piden a la administración que compre más viviendas vacías, promueva nuevos edificios y reconvierta algunos existentes.

Actualmente, un 43% de los hogares que viven de alquiler a precio de mercado en España destinan más del 40% de sus ingresos al pago de la vivienda, una de las tasas más elevadas de la Unión Europea. Así mismo, destaca "con especial dramatismo" la situación de las personas con discapacidad, que ven agravado el problema por "la ínfima" proporción de viviendas accesibles en el mercado. En la conclusión del acto, la presidenta de la Mesa del Tercer Sector Social de Catalunya, Francina Alsina, ha insistido en que "hace falta una actuación coordinada de las administraciones para dar respuesta a la gravedad de la situación y asegurar unos mínimos vitales para la dignidad de la persona".

330 millones europeos por vivienda

Al acto también ha asistido el secretario de Agenda Urbana y Territorio del Govern, Agustí Serra, que ha asegurado que la Generalitat prevé destinar 330 millones de euros de los fondos europeos a una iniciativa para fomentar la promoción de vivienda de alquiler asequible: el programa Femlloguer.cat. El objetivo es aumentar la promoción pública y privada y la actividad constructora de instalaciones y servicios. "Tenemos que conseguir elevar las cifras de producción de vivienda social y dar respuesta a la demanda de este tipo de vivienda y a las solicitudes en espera", ha reconocido Serra.

El + vist

El + comentat