andar

¿Quedamos para andar? El ocio se reinventa con la pandemia

Las restricciones y la disminución de oferta lúdica hacen que muchos hayan redescubierto el placer de pasear