sociedad

La Generación Tapón o cómo conservar el poder “arruinando a hijos y nietos ”

Tienen entre 57 y 77 años. Si están jubilados, su pensión es alta. Si trabajan, cobran más que los jóvenes. Y se han blindado para que la precariedad no les llegue a afectar. Son la Generación Tapón, que motiva el ensayo de Josep Sala i Cullell