Publicitat
Publicitat

ABANSD’ARA

Establecimiento de Pastillas en Buenos Aires

Dels doctors Antonio Medina, Juan Gámez i Josep Salomon a Diario de Barcelona (1-X-1792). És l’únic text que sortia en el primer número, ara ha fet 225 anys, a banda d’un poema, santoral, dades meteorològiques i arribada de vaixells. El descobriment d’Amèrica, avui fa 525 anys, va fomentar durant quatre segles el comerç d’esclaus. Aquella pastilla afavoria el negoci.

Estas Pastillas de substancia son tan conocidas, y tan útiles, especialmente en los largos viajes, que apenas habrá quien dude de su existencia, y menos de su utilidad, pero al mismo tiempo son tan caras, que su excesivo precio ha retraído a las gentes para que no hayan hecho de ellas un uso cotidiano. El establecimiento, pues, mandado hacer por S.M. el Señor D. Carlos IV en la provincia de Buenos Aires, va a proporcionar a la Europa este precioso género, como lo haremos ver manifestando por menor sus utilidades. [...] Las Pastillas extranjeras suelen casi todas adulterarse con asta de ciervo; y estas siempre serán de pura substancia, [...] no habiendo en Buenos Aires substancia, ni género alguno, más barato que la carne; se harán también Pastillas anti-escorbúticas y anti-disentéricas, para socorrer en los viajes de mar a los que padecen estos accidentes; y últimamente se harán otras muy finas, compuestas con toda especie de caza, jamones & c. cuyo precio será de dos pesos duros la libra. Como cada onza de estas Pastillas lleva en extracto cerca de la substancia de cinco libras de carne, basta dar a cada particular de la tripulación media onza diaria, disminuyendo a proporción las raciones de carne salada, y también será suficiente el dar a los Marineros carne tres días a la semana, y los restantes legumbres y arroz con estas Pastillas, las que hacen un alimento grato, sano y muy substancioso. El uso de ellas excusará embarcar dieta viva para el caldo de los enfermos. [...] Tampoco habrá con estas Pastillas necesidad de embarcar bueyes ni vacas, y por consiguiente se aliviará la carga del forraje, agua y gente para este cuidado, de que resultará mayor limpieza y más salud en los navíos. Claro está que estas Pastillas han de ser utilísimas en las Islas de barlovento y sotavento de América, donde los animales son tan estimados, son tan caros, y tienen tan mal gusto; pero su utilidad será todavía más apreciada para los viajes de África al trato de los Negros, en que no se conservan los víveres, y en que la demasiada carga de los navíos perjudica a los Comerciantes en su ganancia, y a los esclavos en su salud. Las Pastillas, pues, aliviarán la tercera parte de la carga de los navíos, y ahorrarán el gasto, porque una libra de este alimento basta para mantener a 40 Negros, si se deshace en arroz, habas o garbanzos. [...]

Més continguts de

Riure, malgrat tot
PUBLICITAT
PUBLICITAT