El PSUC ante las elecciones (1977)

De López Raimundo (Tauste, Aragó, 1914 - Barcelona, 2007) a El País (29-V-1977). Avui fa 11 anys de la mort d’aquest líder comunista, que va desplegar una activitat eficient a Catalunya en els anys de la clandestinitat imposada per la dictadura. La candidatura unitària -basada en l’estratègia dels eurocomunistes- que propugnava en aquest article no va reeixir.
GREGORIO LÓPEZ RAIMUNDO 1977

Apartir de las condiciones en que van a celebrarse las próximas elecciones tras 38 años de dictadura y sin que hayan variado sustancialmente las leyes y órganos de poder dictatoriales, el PSUC, al igual que el PC, considera que no se dan aún enteramente libres. No obstante, los comunistas catalanes vamos a participar en ellas con la mayor decisión y entusiasmo, por entender que facilitan el desarrollo por la lucha de la amnistía total, por la legalización de todos los partidos y, en general, por las libertades democráticas, incluidas las nacionales de Cataluña, que constituyen el objetivo inmediato del PSUC y de la mayoría de fuerzas políticas catalanas. Creemos que el problema clave que las elecciones nos plantean, como a los demás partidos partidarios de la democracia, es impedir que Alianza Popular obtenga la mayoría, pues ello supondría, sin duda, una involución del proceso democratizador y entrañaría el riesgo de vuelta a los métodos de Gobierno característicos de los tiempos en que los líderes de AP eran ministros de Franco. […] El PSUC y el PC hemos expuesto, reiteradamente, los principios fundamentales que, a nuestro juicio, deberían comprender la futura Constitución, y hemos invitado a los partidos de centro y de izquierda a suscribir un pacto constitucional, que podría servir de base para constituir, tras las elecciones, un Gobierno de centroizquierda que, mientras las Cortes elaboren la nueva Constitución, aplicará una política dirigida a encontrar una salida progresista a la crisis económica. Para Cataluña es vital lograr que las elecciones den una mayoría de centroizquierda que reconozca su personalidad nacional y su derecho a autogobernarse. Los planes del Gobierno en relación con Cataluña consisten, como es sabido, en poner en marcha, tras las elecciones, el Consejo General de Cataluña. Lo que sería este Consejo puede preverse si se tiene en cuenta que es la fórmula que defienden López Rodó, Fraga, Esteruelas, Udina Martorell y demás líderes de AP, partícipes del centralismo cerril y reaccionario aplicado por el franquismo durante sus cuarenta años de reinado. Si triunfa AP y se aplica el mecanismo previsto para instaurar el Consejo General de Cataluña, no habrá en lo inmediato ni Estatuto ni forma alguna de autogobierno. Por eso hemos considerado gravísima la decisión de Unión Democrática de Cataluña de abandonar la negociación encaminada a presentar una candidatura unitaria de todas las fuerzas políticas catalanas que reivindican los principios e instituciones configurados en el Estatuto de 1932, negociación que debía servir, también, para promover para Cataluña el pacto constitucional a escala de toda España, […]

Més continguts de