ABANSD’ARA

¿Qué es España?

De Manuel Vázquez Montalbán (Barcelona, 1939 - Bangkok, 2003), a El País (23-I-1984). Reflexió incisiva d’un articulista amb una llarga trajectòria a l’esquerra. Feia tres anys del fracassat cop d’estat militar del 23-F i setze mesos que el PSOE governava a Espanya per primer cop des de la guerra civil, i amb majoria absoluta. Vázquez Montalbán faria avui 80 anys.

Si el Estado español hubiera pasado del viejo imperialismo depredador al nuevo imperialismo de la era de la revolución industrial, probablemente preguntas como “Qué es España?”, motivadora de un encuentro entre talentos buscadores de entidades nacionales, no tendrían sentido. Los imperios que supieron o pudieron adaptarse a nuevas reglas y condiciones de hegemonía, como el francés, el inglés o el norteamericano, no se plantean qué son, por más que su unidad nacional sea reciente (Estados Unidos de América) o basada en un consenso intra-nacionalidades (el Reino Unido). La endeblez consensual del Estado suscita problemas metafísicos y esa endeblez, básicamente económico-política, provoca tantas dosis de metafísica como de represión. “Metafísico estás”, le decía don Quijote a Sancho y el escudero contestaba: “Es que no como”. Las dudas metafísicas de España sobre sí misma han requerido amplios despliegues de la Guardia Civil. […] Agravado el tema por la crisis imperial del 98, acuciado por los renacimientos nacionalistas de Catalunya, Euzkadi y Galicia, el franquismo significó un largo interregno dividido en dos fases, dos consciencias: una primera radicalmente mistificadora en la que se propuso una idea de España comunicada por Dios a Viriato en la Sierra de la Estrella y posteriormente completada con la anunciación del Ángel a Isabel la Católica, qué Ángel no importa. En la búsqueda del esencialismo hispano se mezclaba providencialismo, regalismo y orteguismo, con una desfachatez intelectual al alcance de todos los redactores de los famosos manuales de Formación del Espíritu Nacional. La adulteración del saber de los ciudadanos de España acerca de su pasado, presente y futuro cumplía la regla fascista del enmascaramiento de la realidad y su verdad a través del lenguaje, contando siempre con el poder disuasorio de la represión implacable. Pero aquel intento de consciencia propia correspondiente a la fase autárquica del franquismo, no podía sobrevivir como superestructura ideológica sobre la España real de la intentona neocapitalista, los planes de desarrollo, el rearme crítico de las vanguardias, la recuperación de una trama resistencial democrática, en suma, la España de la reconstrucción de la razón que se planteaba como primera necesidad la destrucción del franquismo y a continuación el afrontamiento de los problemas aplazados o reprimidos. […] La crisis económica es un factor grave de disgregación social, más grave que las ideologías, es evidente, y un Estado que no está en condiciones de garantizar trabajo o asistencia digna para todos sus ciudadanos es un Estado en cuestión. […] “¿Qué es España?” Se trata de una pregunta peligrosa si es contestada con sinceridad, y en aras de esa sinceridad se puede llegar a la conclusión de que España es una unidad de cuartelillos de la Guardia Civil y de capitanías generales en lo universal, respuesta que podría ser una parte de la verdad hoy por hoy distorsionadora. […]

Més continguts de