13/01/2021

Cardin, el de las palmas académicas (1993)

3 min
Cardin, el de las palmas académicas (1993)

Peces Històriques Triades Per Josep Maria CasasúsChristian Dior estudió en una de las facultades más eminentes de la Sorbona: la de Ciencias Políticas y Económicas. Los grandes creadores de la moda han sido casi siempre personas con buenos estudios. Al número uno, reconocido por los demás -Cristóbal Balenciaga-, le interesaron los temas artísticos y culturales más que ningún otro. Sin embargo, el primero en entrar en la Academia de Bellas Artes de París ha sido Pierre Cardin. Aunque no con la categoría de la Académie Française, la de Bellas Artes también está bajo el Instituto de Francia y en la línea de los “inmortales”. Se equivocaron los regentes del instituto al olvidarse de Christian Dior. Quizá contribuyó al descuido el temperamento retraído de Dior […] Yves Saint Laurent se ha refinado mucho desde que llegó a París procedente de su Orán natal. Pero ni él ni Givenchy -de más categoría humana y discípulo directo de Balenciaga- quizá no reúnan las condiciones personales que atesora Cardin. A alguno le puede extrañar que el escogido, de entre la alta costura, no haya sido un francés de nacimiento. Pierre se llamaba Cardini cuando nació en Venecia. Sin embargo, para ser académico no hace falta ser necesariamente francés. De la de Bellas Artes lo han sido, entre algún otro español: Alfonso XIII, el músico valenciano Óscar Esplá y el pintor catalán Mariano Andreu. Los de la Académie Française, dado que lo son por sus excelencias en el idioma, es más difícil para un no francés. […] El caso de Cardin es singular porque al éxito de sus creaciones se añaden otras proyecciones bien distintas: compró el famoso Chez Maxim’s y no contento con ello instaló una sucursal en Pekín. China ha sido la gran aventura de ese veneciano, contracara de su paisano Marco Polo. El veneciano del siglo XIII extasió a los occidentales de su tiempo con sus descripciones de la China imperial. Cardin se fue a la China de post-Mao para descubrirles las brillanteces de París y la posibilidad de vestirse de otra forma que no fuera la indumentaria uniformada que durante cuarenta años han “lucido” en China tanto hombres como mujeres. Parece que los desfiles de moda que Cardin ha organizado en Pekín han despertado mucha expectación. Pero, ¿de dónde sacarán el dinero para vestirse a lo Cardin? En China hay prêt-à-porter Cardin a módico costo, pero así y todo... Me correspondió sentarme a su lado en un almuerzo hace un par de años en la Cámara de Comercio de Barcelona. Le sorprendí -quizá no demasiado gratamente- cuando me lamenté de que los chinos dejaran de ir vestidos como los vi en la época de Mao. A los veinte días de viajar por China -entonces- perfectamente se acostumbraba la retina de uno a los vestidos Mao. Igualaban a todos como el hábito de los frailes de los monasterios. Al pasar la frontera, desde Cantón a Hong-Kong, ante la ventanilla del tren las gentes se me aparecieron -aunque no vi ningún skin head - como un día de carnaval.

stats