ABANSD’ARA

A los radioyentes de Barcelona (1926)

De l’article d’Eduard Rifà i Anglada (Manlleu, 1882 - Barcelona, 1938) a la revista Radio Barcelona (14-XI-1926). Ahir es van complir 95 anys de la primera emissió pública de ràdio que es va fer a Catalunya. Rifà, fundador d’aquella emissora (Ràdio Barcelona) i promotor després de Ràdio Associació de Catalunya, va publicar en els diaris L’Instant i La Publicitat.

Después de un año de actuación de la emisora Radio Barcelona, cuando podemos presentar al radioyente un balance nutrido y espléndido que es el trabajo desarrollado durante estos doce meses, a pesar de las contrariedades y obstáculos, venimos a ponernos en contacto directo con el público que ha estado durante este tiempo disfrutando de las veladas radiotelefónicas que le hemos proporcionado, gozando de las audiciones musicales y beneficiándose de las transmisiones de orden cultural que le hemos dado a domicilio, gracias a la ayuda del radioyente protector, a quien agradecemos mucho la aportación que nos hace de la cuota mensual, sintiendo, en cambio, tener que recordar al que no ha correspondido con la más ínfima ayuda para aliviarnos de los enormes gastos que representaba para nosotros la confección de los programas de Radio Barcelona. […] Pero en vísperas de la inauguración de la nueva emisora que se está levantando en la cúspide del Tibidabo, en terreno del Hotel Florida, cuando en breve el radioyente va a disfrutar de los beneficios de una potente estación radiodifusora con una técnica totalmente nueva en este orden de la ciencia, y podrá oír unos programas escogidos con el más puro espíritu de selección, que colocará a Radio Barcelona en el primer término de las estaciones europeas, creemos justo pedir al radioyente, a quien durante el último año hemos molestado poco pero recordándole su deber, y las pocas veces que lo hemos molestado hemos tenido el disgusto de comprobar que hacía muy poco caso de nuestras quejas, que contribuya a la obra que estamos realizando con toda fe unos cuantos abnegados, sin conseguir nivelar el presupuesto de su sostenimiento; siempre con la esperanza de que nos llegue la ayuda del radioyente, obra que hace tiempo estamos sosteniendo en forma ruinosa, porque nos duele que a Barcelona le falte la maravilla de la radiotelefonía, que en todo el mundo colocan como primordial elemento de cultura y como un medio de entretenimiento y distracción que ha venido a llenar un vacío en la vida agitada de la sociedad actual. […] Seguramente que muchos de los que hoy todavía no dan nada mañana serán los primeros en lamentar el cierre de Radio Barcelona si éste llega. Que consideren el esfuerzo que hemos realizado, la lucha que hemos tenido que sostener contra diversos elementos y el afán con que hemos actuado durante este primer año de vida, a fin de que el público barcelonés se sintiera contento de nuestra emisora. Hoy todavía puede salvarse; quien sabe si mañana será ya tarde. Tenemos aún fe en los radioyentes barceloneses. Si el pueblo continúa no dándose por aludido, nos demostrará que nos hemos engañado. Radio Barcelona cerrará y ésta habrá sido su última palabra.

Més continguts de