Amnistía Internacional vuelve a pedir la libertad "inmediata e incondicional" de Sànchez y Cuixart

Exige que muevan ficha la Fiscalía del Constitucional, el gobierno español y el Congreso

El 16 de octubre se cumplieron tres años del encarcelamiento del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y del que era presidente del ANC en otoño de 2017 y es el actual secretario general de Junts, Jordi Sànchez. Coincidiendo con este tercer aniversario, Amnistía Internacional ha vuelto a reclamar este martes la liberación "inmediata e incondicional" de los dos líderes independentistas. 

"Desde hace más de tres años persiste una situación de injusticia contra Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que siguen en la cárcel a pesar de que nunca tendrían que haber sido encarcelados", ha dicho la ONG a través de un comunicado. Esta vez Amnistía apela a los tres poderes del Estado: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. En cuanto al judicial, considera que la Fiscalía del Tribunal Constitucional, aprovechando el recurso de amparo contra la sentencia del 1-O que han presentado tanto Cuixart como Sànchez, tendría que pedir la anulación de la condena. Amnistía recuerda que en 2019 ya presentó un informe en el que aseguraba que esa sentencia, escudándose en "la vaguedad" de la redacción del delito de sedición en el Código Penal, vulneraba "el derecho a la libertad de expresión y reunión pacífica de los dos". 

Amnistía Internacional pide la libertad inmediata de los Jordis y anular la condena por sedición

Amnistía también pone deberes al gobierno español y considera que tendría que tramitar el indulto para los dos. Admite que "no es la solución ideal" porque "nunca tendrían que haber ido a la prisión" y supondría "solo el perdón de la pena pero no del delito", pero lo considera una salida a la situación de los dos porque permitiría poner punto final a la "injusticia". Finalmente la ONG también formula una petición dirigida al Congreso, puesto que cree que tendría que emprender "cuanto antes mejor" la reforma del delito de sedición. Argumenta que tal como está formulado actualmente "podría abrir la puerta en un futuro a un crecimiento de la criminalización" de actos directamente relacionados con el ejercicio pacífico de la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica. El director de Amnistía Internacional en España, Esteban Beltrán, ha explicado que esta reforma –que el gobierno español prevé pero que todavía no ha materializado– tendría que garantizar que no se imponen "penas desproporcionadas a actos de desobediencia civil pacífica, como ha pasado en este caso". 

A pesar de que Amnistía considera que Sànchez y Cuixart tendrían que ser puestos en libertad de manera inmediata y sin condiciones, también reclama que se les vuelva a conceder, como mínimo, el tercer grado, que se les retiró a finales de julio. "Esperamos que el Tribunal Supremo resuelva cuanto antes mejor la confirmación de la progresión de grado autorizada por las autoridades penitenciarias catalanas", concluye Beltrán.

La petición de Sànchez y Cuixart

Tanto Sànchez como Cuixart se han hecho eco del posicionamiento de Amnistía Internacional y han reclamado al gobierno español que mueva ficha. El primero, a través de Twitter, ha advertido a Pedro Sánchez de que "no vale aplaudir" a Amnistía cuando hace posicionamientos sobre Kuwait, Turquía y Colombia y, en cambio, hacerse "el sordo" cuando habla de España. "Es una vergüenza democrática el contraste entre lo que pide Amnistía Internacional y lo que hace el estado español", ha expuesto Cuixart. El presidente de Òmnium también ha agradecido el posicionamiento de esta ONG y ha asegurado que "para un preso político, contar con el apoyo de la organización pro derechos humanos más importante del mundo es un privilegio". Es al menos la cuarta vez que Amnistía pide la liberación de los dos líder independentistas. Como en las anteriores ocasiones, esta vez tampoco ha hecho referencia a la situación del resto de presos políticos catalanes. 

El + vist

El + comentat