La CUP reclama que la Generalitat se retire de todas las acusaciones particulares contra independentistas

Exige al nuevo Govern parar "inmediatamente" cualquier cooperación con la represión

Los cabezas de lista de la CUP en Girona, Lleida y Tarragona en las próximas elecciones están imputados por diferentes movilizaciones y decenas de independentistas están inmersos en procesos judiciales. En este contexto represivo, la CUP ha reclamado a la Generalitat que se retire como acusación particular en las aproximadamente setenta causas que todavía siguen abiertas.  

En una rueda de prensa ante el TSJC, epicentro de los procesos judiciales al independentismo, y con la presencia de personas represaliadas como los activistas Adrián Sas y Marcel Vivet o el alcalde de Celrà y cabeza de lista por Girona, Dani Cornellà, y el de Verges, Ignasi Sabater, que forman parte de la candidatura, la CUP ha exigido " cortar de raíz” cualquier colaboración con la represión por parte del Govern. 

"Del estado español solo esperamos represión y palos, pero no puede pasar lo mismo con la Generalitat y hace falta un giro de 180 grados", ha denunciado Xavi Pellicer, número 4 por Barcelona. "Ahora hay personas con riesgo de entrar en la prisión", ha criticado el hasta ahora portavoz de Alerta Solidària. En este sentido, los cuperos han subrayado que hay que parar "inmediatamente" cualquier cooperación con la represión y apoyar de manera “frontal y clara” a toda persona represaliada por motivos políticos.

Esta propuesta forma parte del paquete de medidas que los cuperos plantean para hacer frente a la represión y la persecución política, que pasan a la vez por " evitar que la represión marque el ritmo político del movimiento" y por "utilizar la represión como un bumerán" para hacer crecer las luchas que lo han provocado. 

Disolución de la Brimo y el ARRO

La formación anticapitalista, como ya ha ido pidiendo en los últimos años, ha exigido también la d isolución de la Brimo y del ARRO de los Mossos d'Esquadra, la correcta identificación de los cuerpos policiales, la apertura de expedientes y sanciones a los agentes que no vayan correctamente identificados y la parada inmediata de la aplicación de la ley mordaza por parte de los Mossos y la Policía Municipal, tal como aprobó el Parlament de Catalunya.

También quieren un giro en el modelo policial para "combatir la militarización de los cuerpos policiales con el uso de Taser, foam y cañones de agua y apostar por un modelo de policía comunitaria al servicio de la ciudadanía y no contra la protesta y al servicio de los grandes poderes e intereses". Así mismo, piden que se establezca un control parlamentario de los casos de denuncia tanto judicial como de asuntos internos por vejaciones, maltrato, tortura, trato denigrante, comportamientos racistas o xenófobos por parte de los cuerpos policiales.

Sas y Vivet, en las listas de la CUP

La CUP también ha anunciado hoy que el joven Adrián Sas, que fue condenado a más de tres años de prisión por haber participado en las protestas del primer aniversario del 1 de Octubre, ocupará el 14º lugar en la lista encabezada por Dolors Sabater por la demarcación de Barcelona. El joven badalonés Marcel Vivet, encausado por la manifestación en el centro de Barcelona contra la asociación policial Jusapol el 29 de septiembre de 2018, que está pendiente de juicio después de un polémico aplazamiento, también irá de número 72 en la lista por Barcelona. 

Con la inclusión en la lista de los jóvenes represaliados, la CUP ha destacado que "refuerza su compromiso con la lucha antirepresiva y pone sobre la mesa, una vez más, la exigencia de acabar con la persecución del independentismo popular por parte de la Generalitat". Por este motivo, ha reclamado al resto de partidos soberanistas "un compromiso inequívoco" con las personas represaliadas, que se tiene que traducir en "la retirada de las acusaciones por parte del Govern que salga de las próximas elecciones".

El + vist

El + comentat