Juan Carlos I también escondió 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018

El ex monarca habría hecho estas operaciones después de perder la inviolabilidad, según 'El Confidencial' 

Se le acumulan los problemas al rey emérito. Nuevos documentos revelan que Juan Carlos I escondió 7,9 millones de euros en una cuenta suiza hasta agosto del 2018, según ha avanzado El Confidencial. Un hallazgo que aporta pruebas adicionales contra el ex rey por presuntas acciones delictivas que habría realizado más de cuatro años después de abdicar y cuando ya no disfrutaba, por lo tanto, de inviolabilidad. 

La inviolabilidad de la cual disfrutaba el monarca hasta su abdicación el 2014 es el argumento al cual se aferra el Tribunal Supremo para archivar, por ejemplo, las diligencias sobre un presunto delito de soborno en la adjudicación de la obra del AVE de la Meca a través del pago de una comisión de 100 millones de dólares (64,8 millones de euros) en agosto del 2008 a una cuenta suiza de la entonces rey Juan Carlos I. Un argumento que ahora no serviría porque entonces ya había cedido el trono a su hijo. 

Los millones estuvieron escondidos detrás la Fundación Zagatka, una sociedad instrumental constituida en Liechtenstein el 2003 por un primo suyo, Álvaro de Orleans-Borbón, que la dirigía. El grueso de estos casi ocho millones estaban repartidos en acciones, bonos y productos alternativos, según este mismo medio. 

Los documentos de la cuenta de Zagatka en el banco suizo Lombard Odier confirman que los movimientos de la sociedad continuaron hasta hace solo dos años. En solo siete meses, del 1 de enero al 2 de agosto del 2018, se esfumaron unos 917.320 euros, con retiradas y transferencias. Las indagaciones de la Fiscalía de Ginebra en relación con su fortuna, indican que las salidas de los fondos de Zagatka se intensificaron después de la proclamación de Felipe VI y coexistieron con otros productos opacos que también están siendo investigados por la justicia española. El más reciente que se conoce es la compra de una yegua para una de sus nietas, Victoria-Federica, con dinero irregular de un empresario mexicano. 

A la fortuna de la ex monarca hay que sumar los 10 millones en una cuenta al paraíso fiscal de la isla de Jersey, de la cual, presuntamente, también sería propietario, y las tarjetas opacas de las cuales no solo habría sido beneficiario Juan Carlos I, sino también otros miembros de la familia real. 

El + vist

El + comentat