Zapatero avala la "mayoría lógica" de los presupuestos y censura las críticas de la vieja guardia del PSOE

Celebra el "diálogo" de ERC y ve "probable" que la relación entre gobiernos sea mejor si los republicanos ganan las elecciones

José Luis Rodríguez Zapatero cierra filas con la vía de la Moncloa para aprobar los presupuestos generales del Estado. El expresidente español, firme avalador de la estrategia de Pedro Sánchez, ha calificado este lunes de "mayoría lógica" los apoyos conseguidos alrededor de las cuentas, con los votos de EH Bildu y ERC, que han sido demonizados por la derecha. Según ha argumentado en una entrevista a TVE, se trata de "la mayoría de la moción de censura, de la investidura y de la  legislatura" y ha acusado al PP de cargar contra el entendimiento con los abertzales porque no tiene "ningún otro argumento" para no sumarse a los números en un momento "histórico" como el de la pandemia del coronavirus .

Sánchez encarrila la legislatura de la mano del bloque de investidura

El ex secretario general socialista, que ha tildado de "debate sin recorrido" las críticas de la derecha –también ha reprochado la falta de "argumentos convincentes" de Cs para salir de la ecuación presupuestaria–, ha replicado las protestas de la vieja guardia del PSOE por los acuerdos con el independentismo catalán y vasco. "El poder se ejerce generacionalmente", ha dicho sobre las duras palabras del ex vicepresidente español Alfonso Guerra, a quien ha recordado que ahora le toca a una "nueva generación" ejercer este poder. Zapatero ha asegurado que no comparte ni el fondo ni el "estilo" de estas manifestaciones y se ha mostrado convencido de que la militancia socialista quiere que los antiguos dirigentes apoyen al gobierno español.

Tampoco ha dado crédito a las voces que señalan las tensiones entre los socios en la Moncloa por el rumbo de la legislatura. El expresidente, que mantiene contacto fluido con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ha asegurado que la relación entre el PSOE y Unidas Podemos en el gobierno de coalición es "bastante buena" y que entre el presidente y el vicepresidente segundo es de "mucha confianza". Si bien ha admitido que, como no puede ser de otro modo, entre las dos formaciones hay "diferencias", ha remarcado que el trato es mejor que el que había –por ejemplo– entre Soraya Sáenz de Santamaría y José Manuel García-Margallo en el gobierno de Mariano Rajoy.

Abanderado de la reconciliación entre Catalunya y España, Zapatero ha considerado que "el gobierno [español] hará muy bien de cultivar el diálogo cada día y cada minuto". "Es la única terapia para evitar una crisis como la de 2017", ha dicho, y ha reiterado su apoyo a las "medidas de generosidad" con los presos políticos, como pueden ser los indultos. Desacreditando una vez más las críticas de la derecha, ha apuntado que es "mejor" que los republicanos estén en el "diálogo" y "discutiendo leyes del Parlamento de España" que apostando por la vía unilateral, y ha dicho que es "probable" que la relación entre la Generalitat y la Moncloa sea más fácil si los de Oriol Junqueras ganan las elecciones del 14-F.

Contra la carta de los exmandos militares

Zapatero no se ha privado de cargar contra la carta que unos setenta mandos jubilados del ejército han enviado al rey Felipe VI, en la que se muestran contrarios al gobierno español "socialcomunista", que cuenta –dicen– con el apoyo de "filoetarras e independentistas", unas palabras que ligan con el discurso de Vox. Estas afirmaciones merecen el "reproche" del expresidente español, tanto por los "términos" como por la "prudencia" que tendría que tener quien ha ocupado la función militar, ha dicho, y ha recordado que durante su mandato en el gobierno español ya tuvo "algún problema" con el ejército, que tuvo actitudes "no apropiadas" en relación al Estatuto de Catalunya.

El + vist

El + comentat