Budó avisa de que la Navidad estará "en riesgo" si los indicadores empeoran

La velocidad de contagio repunta hasta los 0,84 puntos pero la positividad de las pruebas cae por debajo del 5%

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha avisado este martes del "riesgo" de no poder "preservar la Navidad" si los datos de coronavirus empeoran. "Lo que hagamos este puente puede tener consecuencias por Navidad, lo importante es restringir ahora al máximo", ha dicho, haciendo un llamamiento a la responsabilidad. Además ha condicionado pasar al siguiente tramo de desescalada y deshacerse del confinamiento municipal vigente durante el fin de semana a la mejora de los datos.

Catalunya mantiene la tasa de contagio (R) por debajo del 1, el umbral que no puede superar para tener la epidemia bajo control. Pero si este lunes el indicador se situaba entorno a los 0,78 puntos, este martes ya está en los 0,84 puntos. Este salto de seis centésimas, si bien podría tratarse de una oscilación por un aumento de la detección de positivos entre el 21 y el 27 de noviembre, evidencia un cambio en la tendencia de los informes diarios de la consejería de Salud: desde el 31 de octubre, la R había ido de bajada o, como mínimo, se había mantenido por debajo de los 0,80 puntos. "Esto nos puede indicar que la tendencia puede empezar a cambiar otra vez", ha alertado Budó.

Todavía es pronto para considerar que la primera semana de la desescalada, acompañada de un incremento de la interacción social, coincide con el repunte leve de este indicador clave, pero los expertos consultados por el ARA dejan claro que no es lo mismo que la R crezca cuando la curva epidemiológica va de bajada (como ahora) que cuando está en ascenso. Con todo, y según el plan de desescalada del Govern, la velocidad de propagación siempre tiene que estar por debajo del 0,90 puntos para plantear el cambio de fase, que a priori tocaría la semana que viene. 

En los últimos catorce días se han detectado unos 260 contagios por cada 100.000 habitantes, menos de la mitad de los que se detectaban hace tres semanas (575), todavía en la segunda oleada del coronavirus. El departamento de Salud ha informado de 1.458 contagios nuevos confirmados con una prueba PCR o con un test de antígenos –907 más que ayer–, a pesar de que se están haciendo menos pruebas ahora (unas 182.000 semanales) que las semanas anteriores (185.000). La tasa de positividad, las pruebas que dan positivo, es del 4,87%, por debajo del 5% recomendado por la Organización Mundial de la Salud.