Las pistas de esquí aplazan la apertura porque Catalunya no pasa de tramo

El mantenimiento de las restricciones perimetrales municipales durante quince días más hace que el sector descarte poner en marcha las pistas el miércoles 9

Las pistas de esquí han decidido finalmente no abrir las instalaciones justo después del puente de la Purísima, el 9 de diciembre, después de que el Govern haya anunciado que la evolución de la pandemia no permite relajar medidas y avanzar de tramo en la desescalada en Catalunya.

Las pistas han argumentado que optaban por continuar cerradas para preservar la salud de sus trabajadores y visitantes, y también para tratar de preservar el resto de la temporada una vez mejoren los indicadores epidemiológicos.

Catalunya mantiene el confinamiento municipal de fin de semana quince días más

La marcha atrás en los planes para poner en marcha la temporada de esquí llega solo 24 horas después de que anunciaran que renunciaban a abrir durante el puente para evitar el efecto llamada que podía darse especialmente el día 8, que es festivo, pero que en cambio sí lo harían justo después.

Pero los requisitos que marcaban para poner en marcha las instalaciones eran no solo que hubiera suficiente nieve en las pistas sino también que Catalunya hubiera pasado al tramo 2 de la desescalada y que ninguna autoridad sanitaria lo desaconsejara.

La apertura de las pistas de esquí es un debate abierto en Europa, con estrategias divergentes entre los estados. Francia, Alemania e Italia hacen frente común para mantener clausuradas las estaciones de esquí hasta enero, pero han chocado con la oposición de Austria. En paralelo, Francia hizo un llamamiento ayer a España para que mantuviera las estaciones cerradas, y Andorra no aclaró qué haría y dijo que seguía lo que pasaba en ambos lados de las fronteras. El gobierno español respondió que era potestad de las comunidades autónomas decidir sobre esta actividad.

El + vist

El + comentat