Consenso inicial para prorrogar los ERTE hasta el 31 de mayo

Los agentes sociales se volverán a reunir el próximo lunes para cerrar los "puntos más técnicos" 

La reanudación este viernes de la negociación sobre de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) ha acabado con un consenso entre los agentes sociales para conseguir una prórroga "irrenunciable" de los ERTE. La fecha que hay encima la mesa es el 31 de mayo y lo ha propuesto el gobierno español, según ha avanzado la SER y han confirmado fuentes de la negociación al ARA, y tendría el visto bueno de sindicatos y patronales. De momento, sin embargo, fuentes sindicales y de la patronal evitan hablar de preacuerdo y estudiarán la propuesta que el gobierno de Sánchez tiene que enviar con los puntos más técnicos todavía por cerrar y que los agentes sociales discutirán, de nuevo, el próximo lunes por la tarde. Esta ya es la tercera mesa de diálogo que se abre desde que el gobierno español puso en marcha la medida –que hoy en día protege más de 750.000 trabajadores– y, por lo tanto, la experiencia juega. "Todo lo que no se haya resuelto antes no se resolverá ahora", ha dicho el secretario general de la UGT,  Pepe  Álvarez. 

La CEOE ya había anticipado esta mañana cuál era su postura: expedientes hasta el mes de junio. Pero también que las empresas puedan despedir y no tengan que devolver todas las exoneraciones asumidas por el Estado, sino solo las exoneraciones de aquellos trabajadores despedidos. Así lo ha defendido el presidente de la CEOE, Antonio  Garamendi, en una entrevista este viernes. De este modo, la patronal  asumiría el coste de despedir un trabajador en caso de hacerlo en los seis meses siguientes al expediente de regulación de empleo, pero no el coste total de la plantilla como plantea el decreto vigente, que caduca el 31 de enero. Aun así, la propuesta ya ha sido mirada de reojo por parte de los sindicatos y la UGT  ha recordado que las empresas que "realmente están mal", es decir, aquellas que están en riesgo de caer en concurso de acreedores, ya están exentas de devolver todas las exoneraciones a la administración.

Los empresarios también han puesto encima de la mesa la ampliación de las exoneraciones más elevadas a más sectores. Pero el  gobierno español ha reiterado, por activa y por pasiva, que el último plan de choque aprobado para ayudar a la hostelería, el comercio y el turismo  ya amplía la lista de sectores ultraprotegidos  y, por lo tanto, que tienen derecho a ayudas más elevadas de los ERTE. Estas empresas pueden ahorrarse el 85% de las cuotas a la Seguridad Social si tienen menos de 50 trabajadores y el 75% si tienen plantillas más grandes.

En todo caso, todos los agentes comparten que la pandemia ha significado un lastre para la ocupación y que, por lo tanto, los ERTE indudablemente se tienen que mantener como salvavidas para muchos empleados. "Han salvado casi dos millones de puestos de trabajo", ha recordado Álvarez.

El pulso del salario mínimo

Finalmente, sindicatos, patronales y gobierno español no han hablado sobre el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI), que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, enfrió este 2021 en su discurso de balance de primer año de legislatura. Aun así, fuentes conocedoras de la negociación apuntan al ARA que Sánchez tendrá que rectificar y que sí que se acabará subiendo. El debate del SMI desencadenó la última semana del mes de diciembre un duro pulso dentro del gobierno español, que ya no se esconde de mostrar posturas diferentes. Un hecho que incluso ha obligado a los sindicatos a discutir de forma paralela con los dos socios del gobierno de coalición, a pesar de que quien ha acabado llevando la batuta ha sido el PSOE.

El ministerio de Trabajo insiste en un incremento de un 0,9%, que la UGT y CCOO ya han avisado que no firmarán, mientras que la patronal no mueve pieza y se mantiene en la congelación. Desde la UGT recuerdan que el incremento afectaría sectores laborales que no tienen convenio colectivo –puesto que en todos aquellos que tienen convenios colectivos firmados se aplica un incremento de un 1,8% este 2021– y sectores que "no han sufrido la crisis", como por ejemplo la agricultura, ha asegurado Álvarez. Así, el abanico de la posible subida del SMI va desde los 9 euros mensuales de Trabajo a los  50 euros que propone la UGT, según fuentes conocedoras de la negociación. Los sindicatos, además, ya están estudiando movilizaciones en caso de que esto no pase.

El + vist

El + comentat