Sánchez obtiene el aval de ERC y Cs a la prórroga de la alarma y la "abstención crítica" del PP

La conferencia de presidentes revisará la prórroga el 9 de marzo

Pedro Sánchez ha conseguido su propósito. El Congreso avalará hoy una prórroga de al menos cuatro meses del estado de alarma con el apoyo de ERC, Ciudadanos, el PNB, Más País y Compromís, así como "la abstención crítica" del PP. El presidente español se quita del encima así el peso de tener que exponerse cada 15 días en una votación cada vez más agónica en la cámara, tal y como pasó durante la gestión de la primera oleada. Pero esta prórroga del estado de alarma nace con la amenaza de quedar caducada en cuatro días. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, admitió el miércoles que habría que aprobar un nuevo decreto de alarma para poder decretar confinamientos domiciliarios como ya ha anunciado Francia. "El escenario actual es muy complicado: a las puertas de la temporada invernal y con una gran inestabilidad", ha admitido el ministro al empezar su defensa de la prórroga. El presidente español lo ha seguido desde su escaño y a continuación se ha ido.

Illa ha defendido una prórroga máxima de seis meses susceptible a una revisión el 9 de marzo, a los cuatro meses. Es el acuerdo al que llegó ayer miércoles el PSOE con ERC para encarrilar la aprobación, a pesar de que a última hora el PP anunció que se abstendrá después de ver las decisiones drásticas de Francia y de Alemania, que ha cerrado todos los bares y restaurantes. A su vez, la CUP y Junts per Catalunya todavía no han aclarado qué harán, mientras que el PDECat ya avanzó el domingo que votará a favor, en un nuevo choque estratégico del espacio pos convergent en el Congreso.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha defendido "tener sentido de estado, del nuestro" porque "ERC no quiere esconder, ni mentir, ni mentirse". Y ha asegurado que si dicen sí es porque llegaron a un acuerdo con el PSOE para que Sánchez rinda cuentas cada dos meses en el Congreso. "Quien vuelva a decir que ERC regala los votos al PSOE, que vaya a la Diputación de Barcelona a decirlo", ha puntualizado. La portavoz de Junts, Laura Borràs, se ha limitado a defender las enmiendas y la necesidad de ampliar la cobertura para los confinamientos domiciliarios y el teletrabajo.

La división de la derecha

Illa ha presionado al PP para que votara a favor y se desmarcara de la extrema derecha. "El PP tiene que decidir si es un partido de estado y consolidar su posición política. Espero que por el bien de todos apoyen la prórroga del estado de alarma", ha señalado. Hecho que ha llevado a Pablo Casado a decidir a último momento intervenir desde la tribuna para defender la abstención, a pesar de que inicialmente estaba previsto que hablara su portavoz en el Congreso, Cuca Gamarra. El jefe de la oposición ha censurado el estado de alarma por ser "un atropello legal", pero ha acabado defendiendo una "abstención crítica".

Se desvincula así otra vez de la estrategia de la extrema derecha pero con un discurso duro contra la Moncloa. La guerra fratricida entre la derecha española se ha instalado en el Congreso después de la moción de censura fallida de Vox. Desde ayer el partido ultra dedica la mayor parte de sus intervenciones a cargar contra el PP. "El señor Casado sube a la tribuna a oponerse con palabras y abstenerse en votos", ha dicho el líder de Vox, Santiago Abascal, justo después de que hablara el jefe de la oposición. "Señor ministro de la oposición: hay más oposición ahí fuera en palabras del señor Felipe González, que ha dicho que este estado de alarma es una puñetera locura", ha añadido sobre la opinión del expresidente socialista.

Confinamientos perimetrales

El aval del Congreso a la prórroga del estado de alarma llegará después de que la mayoría de las comunidades ya hayan decidido decretar el confinamiento perimetral. Las últimas en hacerlo ayer fueron Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia, mientras que Catalunya también ultima confinamientos perimetrales que podrían ser por comarcas, regiones sanitarias o municipios -en la línea de lo que han hecho Euskadi y Murcia-. La Comunidad de Madrid, en cambio, rompió el acuerdo con las Castillas y, en lugar de declarar ya el confinamiento perimetral, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, endureció su pulso con Sánchez y reclamó que la prórroga de hoy incluya la posibilidad de decretar confinamientos perimetrales de toda la comunidad solo por días. Es decir, para aplicarlo solo durante el puente. Pero ni siquiera Casado ha defendido la medida desde la tribuna ni el PP ha presentado una enmienda en este sentido. En una entrevista a la Cope, Ayuso ha sugerido que no cerrará de cara al fin de semana.

El Govern ultima cierres perimetrales en Catalunya

El + vist

El + comentat